sábado, octubre 31, 2015

Primer romance del Máster

La ardiente ira del Pelida,
que por todos es temido,
recaerá de entre los reyes
en el que rey han escogido
los hábiles y valientes
que a la guerra se han unido.
Es su pleito con el Átrida
por todos ya conocido
y atraerá aciago futuro
a los helenos amigos.
Pereciendo ya en la playa
de Troya, los enemigos
y eterno rival, odiados
hasta el último suspiro,
como odia Aquiles al jefe
que lo hizo estar reprimido,
hogar del ladrón de Paris
el príncipe repulsivo
que raptó a la bella Helena
como un cazador furtivo.
Bajo la peste de Apolo
griegos caen en el olvido
uno a uno perecen todos
pues al dios han ofendido
Sólo tras enviar de vuelta
a su padre muy querido
a la muy dulce Criseida
a la que había retenido
Agamenón codicioso,
ignorante del peligro,
recobrarán finalmente
pleno favor del Olimpo.
Pero discordia entrará
al campamento dolido.
La furia tomó al Pelida
pues él nunca hubo sentido
mayor rabia que era aquella.
Por el loco rey afligido
sintiéndose despojado
y frente a todos hundido,
que al sustraerle a Briseida
abrió los ojos dormidos
y desató rayos de odio
lágrimas de cocodrilo
y un grito que se perdió
en infinitos caminos
de arena dorada y sal

para sellar sus destinos.

No hay comentarios: