domingo, mayo 20, 2012

Sweet Caroline

La vida a veces sigue sin preguntar, y te da tantas subidas como bajadas quizá, pero desde luego infinitos viajes planos que nunca podré soportar.

Me aferro a tu voz, a tu cara entre doscientas, a todas nuestras diferencias y a la forma que tenemos de comprender. Y tiendo un puente a todos esos recuerdos para que me hagan compañía en las horas en que no puedo dormir. Pero a veces necesito tanto volver a tener todas esas cosas que solo puedo cerrar los ojos y dejar que pasé, que se vaya, que no se convierta en algo más.

No hay comentarios: