lunes, enero 30, 2012

Un día me juro que voy a cambiar, hasta entonces...

Y de noche en un bar si cambia el mundo que cambie, si llueve echad a volar, meted la cabeza bajo tierra, bebed hasta morir, morid hasta olvidar. Escuchad desde dentro que todo volverá a ser igual. Cuando decida ser otra decidme que vuelva atrás, cuando no pueda echadme en cara que todo va mal. Si te cuento todos los cuentos son los mismos, a la larga las palabras reberberan y rugen como un animal, los sonidos se repiten en tus oidos y a veces ya no son igual, y al tumbarte en este suelo frío otro cuerpo consigue despertar las rarezas y los filos que quisiste ocultar, aquellos nunca seré, eso jamás. Sientete tonta entonces, trata de disimular, pero por mucho que trates, te digo desde ahora, que no podrás.
Para cuando puedas, solo habrá sido un día más, y todas las voces que queden serán las que tengan que estar. Esta será otra de esas cosas, otro cuento, una piedra más... guárdala en tu bolsillo y echa a andar. Descuida que el mundo te prepara otras muchas más. Y si no, en cualquier caso, habrás podido contar que un día viviste, tirada en el suelo, descorchando a la luz de la nada un poquito de amor y dolor, un poquito de fuego y de vino


Jommy Nivek

No hay comentarios: