lunes, enero 30, 2012

12Sep11, VCR The xx

Pienso volver una y otra vez a dar vueltas en este tiovivo, digas lo que digas. Pienso caerme, pienso hacerme tanto daño que creeré que no podré levantarme nunca más, romperme hasta no sentir los trozos, hasta ser polvo y arena. Pienso confiar en lo inconfiable, pedir deseos a las estrellas y soñar. Pienso lavar las heridas con cuentos y sonrisas. Y si pienso en estos 365 días y trato de echarme atrás por tí, no quiero. Sí he cometido errores, dame un segundo para ratificarlos, dame un año para volver a cometerlos otra vez así se me claven. Y no quiere decir que te desafie, que nunca más vaya a necesitarte, eso nunca lo sabré. Pero si quisiera aprender otras cosas iría por otros caminos, ¿no crees?
Tú quieres crecer, quieres que seamos como los demás, que seamos fuertes y crezcamos. Yo no puedo crecer. Yo necesito vivir en la inmensidad y tú me hablas de una casa, de una seguridad. No conozco más hogar que el que late en mi pecho, que las manos que se me tienden con ganas cuando las necesito aunque no las pida. La seguridad me parece un pequeño círculo y yo no quiero un círculo, quiero el mundo entero. Yo necesito volar y tu quieres que nos arrastremos con los demás, no puedo.
Quisiera de verdad darte este capricho, compensar todo lo que has hecho por mí. Pero no puedo. Porque para mí todos los demás son extraños, vienen y me tocan, vienen y me marcan pero siempre quedan fuera de mí... los amo, a muchos de ellos, de formas que me son incomprensibles... pero, ¿no puedes ver que nunca seré así? Nunca daré la razón porque sí, nunca daré las gracias porque sí, nunca aceptaré un te quiero sin un porqué sincero, jamás entregaré mi corazón a quien no quiera entregarlo, aunque eso signifique no entregarlo jamás a quien deba. Y sinceramente te digo que el día que haga una lista de pros y contras para tomar una decisión, todo lo que hay de especial en mí, la magia, eso que es imperfecto, raro, amargo, hermoso, diferente, eso que hace que vague entre nuestro mundo y el suyo, entre las hadas y las acciones de bolsa... habrá desaparecido para siempre.
No sé si entonces te necesitaré para que me protejas, si seguirás existiendo, lo que sí sé es que entonces tú ya no me tendrás a mí, no nos habremos salvado.
¿De verdad me quieres ver crecer, o solo más vieja?

Jommy Nivek