sábado, agosto 27, 2011

Sabes qué es esto?

El perfecto adiós es el que jamás es pronunciado, es el que emana de una clase de mirada, de un gesto... el que sale de la sangre, del deseo, del dolor, el que estalla contra las paredes y hace resonar ecos en el pecho... es aquel que corre desde nuestros ojos en gotas al centro del universo. El perfecto adiós no se pide, no se entrega... de algún modo llega a nosotros como el regalo no deseado, la resaca que nunca queremos ver llegar pero cada noche hacia ella avanzamos, algo que no esperamos pero a la vez provocamos. Sin temor, sin ira, sin desgana... solo. Como un buen trago de tequila y una canción que hace que el corazón restalle. Como mirarme en el espejo con orgullo y miedo, con tristeza. Como el nudo en la garganta del que no acabamos de librarnos y se convierte en nuestro habitante silencioso, nuestro ocupa. Como un polvo a la luz de los rayos de una noche devastadoramente hermosa, o el último beso que no supo nadie aprovechar. Quizá porque todos los últimos momentos no se saben últimos, porque antes de estrellarnos solo deseamos volar eternamente, Quizá porque siempre soñamos con un horizonte que no logramos alcanzar, que siempre se aleja de nosotros, que solo es una ilusión entre el cielo y el mar

Jommy Nivek
"Dame tu mano. ¿Sabes qué es esto? Es mi corazón... y está roto. ¿Puedes sentirlo?". Ethan Hawke (Grandes esperanzas)

No hay comentarios: