sábado, agosto 27, 2011

Olvidarnos del tiempo perdido... despertar

Truenos de colores iluminan mi cara a través del cristal, esta ciudad se ha cargado de electricidad y ahora truena. Entre el vacío y nuestras miradas solo unas horas y sábanas ya heladas de esperar... esperar que vuelva algo que ya pasó, esperar rebobinar una cinta de un único sentido.
El tiempo nos posee como a extraños sentados en ningún lugar.
El tiempo, las miradas, el sabor... dejar que nuestro corazón palpite desechando minutos, acelerándose hasta el segundo final.

Jommy Nivek