jueves, junio 16, 2011

Thanks

2.20
El mundo hace "crack"

Una sola frase consigue cambiarlo todo.
Unas cuantas palabras, las pones juntas y por algún extraño motivo pueden borrar de tu mente horas, días, semanas, pueden desandar caminos, contruir murallas, despejar el mar.
Una sola voz.
Un parpadeo en una pantalla.
Una carta de las de verdad, de las que se pueden estrujar, esas que se borran con las lágrimas y tienen tinta de un bolígrafo, esas que pueden olerse, que tienen en sí mismas una magia que procede de otras manos y otro corazón. Una magia que viene a sumarse a los latidos que ahora se desbocan mientras sonrío.
Un simple y maldito gracias, poco más.
Una sonrisa que imaginas en tu cabeza, un momento que querrías tener guardado bajo llave para poderlo observar y recobrar el salto que dio tu corazón, las piruetas de tu estómago, e incluso la cabeza pidiendo a gritos que el resto del cuerpo no pierda el control, amenazando con futuros dolores que borrarán la sonrisa de mi cara.

Pero una palabra, solo una palabra. Solo un montoncito de letras. Solo un propósito chiquito, un mensaje breve, una caricia. Sólo ese granito de arena. Sólo eso merece el mundo, merece todos los dolores que se quieran venir después a unir, merece todas las batallas por pelear y perder, los desaires, la ceguera. Así puede que después los momentos que no han podido ser guardados se deformen y dejen de brillar y ser tan bonitos, dejen de merecer la pena. Pero que no se diga que cuando se vivieron no se vivieron con gloria, que cuando se sintieron no hicieron sacudir hasta el mismo centro de gravedad de la tierra, que cuando se celebraron con luju... digo, euforia, no fue la mejor de las celebraciones bajo la luz de la luna.

So thanks for makin me smile
Thanks for having me mad
Thanks for such great plain talks
Thanks for just saying thanks


Jommy Nivek

No hay comentarios: