jueves, junio 16, 2011

run run run

No intentes derribar una pared, es una pared. No dejes tus músculos y tus huesos en empujar, no dejes tu sangre en el suelo, no llores lamentando que sea una pared, porque desde el frío cemento la respuesta será el silencio. Es una pared.
Tendrás que darte la vuelta asumiendo que ese no era tu camino, asumiendo que has cogido un desvío y que por otro deberás volver a caminar. Entenderás que siempre se cometen errores y que solo se pueden lamentar, o superarlos y vivir con ellos. Quizá algún día incluso llegues a entender que ninguno fue un error, que solo fue un plan no establecido hacia ningún sitio, y que ese acabó siendo presicamente tu lugar.
Pero no es este. Así que no empujes más. Gira y sigue caminando en otra dirección. Gira y sonríe.
Corre si es necesario.

Jommy Nivek

No hay comentarios: