sábado, febrero 05, 2011

El peligroso tunel

Creo que empiezo a acostumbrarme a vivir en el silencio, a estar sola para todo, otra vez... empiezo a no tenerle tanto miedo a coger las maletas y marcharme, a llorar por horas cuando no me ve nadie mientras pueda sonreír cuando me vean, a poner cara de póker todo el rato y que nadie me lea. Empiezo a fingir con claridad y sin sentirme pesada, estúpida o triste... bueno, a veces sí me siento triste, pero sé que con el tiempo desaparece.

Entro en el peligroso tunel de no apoyarme en nada ni en nadie, solo viajar, sin mirar a los lados más que el tiempo justo, sin detenerme... así, si pierdo algo no lo echaré en falta tanto. Vuelven las medidas de protección contra los intrusos, y querría evitarlas pero es más fácil y menos doloroso dejarme llevar y no sufrir

No hay comentarios: