sábado, febrero 05, 2011

15-12-2010

Esperamos la mayor parte de nuestras vidas, creyendo de alguna forma que llegará algo que nos hará vivirlas. A veces esperamos al futuro y otras al pasado, pero ninguno de los dos llega, y por mucho que nos atemos a viejos tantras seguimos sentados viendo la vida pasar. No nos damos cuenta de que solo hay que levantarse, cruzar al otro lado y moverse, aunque no sea perfecto, aunque duela, aunque nos arrastre al infierno, por muchos errores que cometamos.
No hay formas correctas o incorrectas de vivir, solo hay formas de vivir y formas de evitarlo.
¿Vas a esperar más a que los cielos grises se desvanezcan?

No hay comentarios: