sábado, agosto 27, 2011

Sabes qué es esto?

El perfecto adiós es el que jamás es pronunciado, es el que emana de una clase de mirada, de un gesto... el que sale de la sangre, del deseo, del dolor, el que estalla contra las paredes y hace resonar ecos en el pecho... es aquel que corre desde nuestros ojos en gotas al centro del universo. El perfecto adiós no se pide, no se entrega... de algún modo llega a nosotros como el regalo no deseado, la resaca que nunca queremos ver llegar pero cada noche hacia ella avanzamos, algo que no esperamos pero a la vez provocamos. Sin temor, sin ira, sin desgana... solo. Como un buen trago de tequila y una canción que hace que el corazón restalle. Como mirarme en el espejo con orgullo y miedo, con tristeza. Como el nudo en la garganta del que no acabamos de librarnos y se convierte en nuestro habitante silencioso, nuestro ocupa. Como un polvo a la luz de los rayos de una noche devastadoramente hermosa, o el último beso que no supo nadie aprovechar. Quizá porque todos los últimos momentos no se saben últimos, porque antes de estrellarnos solo deseamos volar eternamente, Quizá porque siempre soñamos con un horizonte que no logramos alcanzar, que siempre se aleja de nosotros, que solo es una ilusión entre el cielo y el mar

Jommy Nivek
"Dame tu mano. ¿Sabes qué es esto? Es mi corazón... y está roto. ¿Puedes sentirlo?". Ethan Hawke (Grandes esperanzas)

1+1=error

fuerte como el agua, ardiente como el deseo...
en el preciso momento en que me abrasas mi boca se inunda
de te quieros

just nice

I miss you

yeah, I am one of those girls that used to say: "it will never happen to me", "I'm never gonna feel such a thing"...

y aun no te has ido

(20/07/2011)

Salidas de emergencia

A veces soy incapaz de recordar cómo exactamente he llegado a un lugar, y sin embargo una vez allí no dejo de zambullirme en la corriente y dejar que me rodee, no puedo más que mirar por la ventana mientras se me congela el rostro y me arde el corazón... Y sigo pensando que yo solía ser una chica lista, pero no puedo recordar cómo cambió, en qué momento dejé de pertenecerme.

Y pongo otra vez esa película... pero ahora tengo miedo de cerrar los ojos cuando acaba


Jommy Nivek

Shhhh

Tiene gracia que a veces una cosa que no tenía sentido en su momento acaba por encontrarlo de repente. Hace años escuché como cuando estamos en el más absoluto silencio los sonidos se magnifican y se diferencian, como se hacen atronadores a veces y te atrapan. Entonces no lo entendí y con el tiempo creo que he ido haciéndolo. Creo que antes la soledad vivía en mí, y cuando el silencio me rodeaba me sentía segura, los demás eran invasores en mi vida.

Ahora a veces la soledad me pone triste, hace que las horas derrapen, se alarguen indefinidamente y se vuelvan algo amargas, hace que extrañe lo que jamás deseé extrañar. Y en ellas me pregunto cuantas cosas podría cambiar, cuantas he cambiado. Hacerme esas preguntas provoca en mí el deseo irrefrenable de llenar el vacío, parar el silencio, que los objetos a mi alrededor cobren vida, que aparezca algo que lo cambie todo, que llegue alguien que me abrace y me diga que todo irá bien. Y necesito salir, que el aire me envuelva, que arda el mundo y el acohol queme por dentro. En esos momentos me doy cuenta de toda la fragilidad que he escondido estos años y que las luchas solo han magnificado, me doy cuenta de que antes nada era real, nada era importante, no temía perder nada, y ahora lo hago. Ahora solo quiero callar el mundo en una música interminable que me ayude a vivir conmigo misma.

Todo ha cambiado, el silencio, las preguntas, las estrellas, el espejo que me devuelve la mirada, la ropa de mi armario, mi piel, los ojos que me juzgan al cerrar los míos.


Jommy Nivek

How strong do you think I am

Siento por dentro que sigo persiguiendo una estrella fugaz, que sigo presionandome, que me pido más de lo que creo ser capaz de dar. Y nunca llego a averiguar si me subestimo o me fustigo sin remedio. Pero quiero seguir navegando sin rumbo fijo, dejando pasar faro tras faro esta costa que veo y no quiero atracar, dejando que el tiempo construya ahora lo que la prisa dejo sin completar.

otro verano más

Siento que el sol me toca con más fuerza, y sin olas el agua me cura. Descender en mi cada gota de locura y perderse entre mis dedos. La paz de la piedra rodearme, el silencio. Regresar a mi boca y a mi sangre los acordes de un verano olvidado, de una estrella fugaz, de cualquier anécdota que alguien me recuerda, y perdérseme la mirada en la noche, en los rostros que rodean senderos de luz invisibles.


Jommy Nivek

Olvidarnos del tiempo perdido... despertar

Truenos de colores iluminan mi cara a través del cristal, esta ciudad se ha cargado de electricidad y ahora truena. Entre el vacío y nuestras miradas solo unas horas y sábanas ya heladas de esperar... esperar que vuelva algo que ya pasó, esperar rebobinar una cinta de un único sentido.
El tiempo nos posee como a extraños sentados en ningún lugar.
El tiempo, las miradas, el sabor... dejar que nuestro corazón palpite desechando minutos, acelerándose hasta el segundo final.

Jommy Nivek
Sigo viendo todo bajo un paraguas, creo que insensibilizada, creo que tocada por un hechizo, creo que volando y ardiendo con el sol... Y justo cuando pienso en mañana desaparece el día de hoy.
Como si de un sueño despertaras cayendo rápidamente contra el suelo, esa sensación de vértigo, esa sensación del corazón al detenerse y acelerarse demasiado rápido. Como si una nube de puro rojo de pronto arañara la espalda al cruzarte con otros ojos. Como si una palabra pudiera cambiar todo el universo conocido y una conversación solo hiciera fluir los segundos. Y al revés.
En ese instante en que me acelero, me despierto, me duelo y me siento ahogar, no veo toda mi vida pasar ante mis ojos, solo el vacío amplificarse, y el silencio perforar mis oídos. Por dentro pasa ante mí todo lo que no hago, escucho todo lo que no digo, y me pregunto por todo lo que dejo pasar.

Jommy Nivek

Aviones

Siempre trato de entenderte... traducir las cosas que dices, tus miradas, porque no puedo creer que esten vacías, no puedo creer que no sientan. Aunque lo hiciese no me rendiría. Creo que aunque no lo digas, aunque lo nieges, no quieres que me rinda. Trato de entender cómo me dejas en jaque, de qué modo he llegado aquí, cómo podría dar la vuelta, avanzar, moverme, cómo podría escapar mientras solo deseo seguir hundiendome en tus manos, volar en tus labios. Porque en el fondo, me gusta tanto estar aquí, ser así, que no cambiaría nada.
Cada noche siento que podría ser la última. Me rompe. Vienes y te vas, Me haces daño. Me sorprendes. Me ilusionas con una mirada. Prendes en mí fuegos artificiales, pero me congelas. No, no eres demasiado malo, no soy demasiado buena, no entiendo porqué eso sería importante. Por mucho que empujes seguiré, por mucho que hables contestaré. Sin esperar nada, sin empujarte, sin pedirte... sin tener la necesidad de que esta noche ocurra nada salvo soñar en tus brazos. Y cada cosa que quieras ser en mí la serás por tí mismo, mientras dejes que te acompañe. Si dejaras que te acompañara... hasta que, ancianitos, encendieramos el msn.
No preguntes porqué, es así... Si miraras a mis ojos te dirían. Siempre querré poder leer los tuyos.


Jommy Nivek

Smile when you kill me

Si quisiera un veneno no lo buscaría en ningún lugar remoto, lo tendría justo aquí, en tus labios... en cada palabra que dices, cada gesto que haces, cada beso que das.

Recuerdos de un recuerdo

A veces cuando quiero concentrarme en algo y sacarlo de la memoria me resulta totalmente imposible. Llevo dos días tratando de recordar las pequeñas cosas que me parecieron importantes de mi infancia... y aunque puedo relatar cosas que recuerdo que han sido relatadas, lo cierto es que hay una capa de humo denso allí donde coloqué todas las imágenes de esa vida. Por mucho que lo intento no puedo ver las cosas en el lugar que les corresponde. Me doy cuenta ahora de cuanto empeño puse en olvidarlas, en alejarlas y esconderlas de mí para que no volviesen a tocarme o a dolerme, para ser una isla, una llena de todos esos patos que emigran, de todas las probabilidades perdidas y de sueños echados a perder. Y así siempre fui capaz de engañar al tiempo y a la memoria, y ahora que busco su fidelidad me rehuye y se burla de mí.
Aun así he podido descifrar algunas imágenes fugaces. La recuerdo sentada tomando café con una amiga mientras yo corría de un lado a otro por el jardín. Recuerdo como jugabamos con mi pelo frente al espejo, haciéndo bucles en él y deshaciéndolos. Recuerdo el sonido de la radio mezclándose con su respiración por las noches, y el tacto suave y delicado de su piel al llevarme cogida de la mano. El olor a moras en octubre y a lilas en primavera, el mantel sobre la mesa de piedra, los bancos que mordían mi piel, la enredadera donde una vez encontré un gatito agazapado, el rosal que me pinchaba cada año, las navidades de cristal, los otoños de calles estrechas y húmedas, el columpio que desapareció y la canasta de baloncesto a la que nunca llegaba. Cuando nos sentábamos juntas en silencio sin nada que hacer, cuando veíamos la tele o nos bañábamos, las veces que comíamos crema de cacahuete a escondidas y las historias de antes de que naciera...
Todas esas cosas vienen a mí poco a poco mientras cierro los ojos, y me doy cuenta de que son insuficientes, de que el tiempo y las acciones las han desvirtuado... pero aun así las guardaré en una caja bonita y dejaré ir todo lo que empañó sus recuerdos. Ese es el único homenaje que tengo porque no me quedaban lágrimas

Jommy Nivek

La dama del perrito

"Había corrido la especie de que en el malecón había aparecido un personaje nuevo: una dama con un perrito. Dmitri Dmítrich Gúrov, que llevaba ya dos semanas en Yalta y había adquirido las costumbres del lugar, también había empezado a interesarse por las caras nuevas. Sentado en la terraza del Vernet, vio pasar por el malecón a una joven dama, rubia y de pequeña talla, tocada con una boina; tras ella correteaba un lulú blanco de Pomesania."
A. Chéjov

Donde menos te lo esperes, cuando menos lo necesites, quien menos puedas pensar... ahí desembocarán todos los amantes, caminando sin destino entre besos robados a la luz de amaneceres, y despedidas impregnadas de vapor. Y sus historias viajaran suspendidas sobre nosotros, hasta que alguien las encierre en una voz, una pluma, una guitarra. Hasta que alguien pueda creer lo inverosímil, abrazarlo y de puntillas devolverlo al mundo del que lo sacó.
Jommy Nivek

Take over control

Cierra los ojos, qué ves?
Me he hecho muchas veces esa pregunta, qué podría completar el cuadro, qué haría que mi cuerpo no viajara entre distintos estados de ánimo...? Y aunque me conteste una y otra vez, y no siempre las mismas cosas, es igual; nunca importa demasiado. Querría que el mundo cambiara por sí mismo, tomara las riendas, querría no ser la que se queda mirando a ningún sitio, esperando que quizá el viento cambie de dirección, acariciando una concha y recordando todos los instantes alegres en los que he sido capaz de desconectar, para crearme con ellos una sombrilla de sueños que aplaque todo lo que abrasa mi piel. Y casi todo el rato soy consciente de que no quiero desconectar, que solo quiero volver a empezar, sentir todo de nuevo


Jommy Nivek

shot

Cambiaremos voces, caras, cambiaremos la ropa de los armarios y la dirección de las entrañas, puede que cambiemos cada gota de sangre y la piel de nuestros labios, pero el corazón que nos mantenga vivos será el mismo que nos mate...

jueves, junio 16, 2011

Sutil

Nana, echo de menos esa época almacenada en mi memoria, en los recuerdos que no he vivido. Echo de menos las formas, el vuelo de los pájaros, su canción en mi ventana al despertar. No conocer, ojalá pudiera no saber, sentir que mis labios estan sellados, que los silencian... que una ira sin fronteras creciera en mí y me ayudara a refugiar en ella toda mi fuerza para algún día aprovecharla. La forma en que el calor era la fuente de todas las cosas. Echo de menos la vida que no viví en lugares sin humo, en lenguajes cargados de poesía y de incienso, en caricias casi imperceptibles, en la sutileza.
Creo que esa vida que no alcacé, la que me pasó de largo en la probabilidad, habría sido infinitamente más dura, habría acabado matando a alguien tan rebelde, a alguien tan concentrado en su propio interior, alguien tan insano a veces. Pero me habría tallado de formas maravillosas que ningún láser de última generación podría soñar.
Todos seríamos como piedras preciosas únicas, danzando por una habitación en la que los colores llegaran a abrasar los párpados, en vez de seguir en este mundo de latas y envases de plástico donde solo somos la copia de la copia de la copia. Sin armonía, sin olor, sin luz propia.


Jommy Nivek

Tifones

Empiezo a pensar que estoy completamente loca, que no tengo medida, que se me escapan tantas cosas que ya no sé si llego a ninguna. Y que en vez de detenerme a meditar, de relajar el ritmo de los acontecimientos solo los precipito. Que no soy capaz de decir YA, parece que digo: venga sigue! Parece que lo reto...
Siento que mi vida se ha ido convirtiendo en una especie de tifón. Hay sitios que aún están bien, permanecen intactos, y luego estan las zonas afectadas, unidas poco a poco por un hilo. Ahí es donde estan las lluvias y las tormentas, los fuegos artificiales; que estan bien, ese es el problema, están tan, tan bien, y me hacen sentir tan viva, que me veo alimentando la vorágine y sintiéndome genial y horrible al tiempo.
Noto como mis días va girando cada vez más en torno a ese tifón, y va devastando más cosas. Yo trato de hacer las paces, trato de llevarme bien con el tifón y ser coleguitas y que no me destroce la casa, pero él sigue avanzando sin escuchar. Empiezo a pensar que lo hace aposta, que quiere arrasar con todo y felicitárse después a sí mismo.

Jommy Nivek

Déjales

Déjales jugar con el cuerpo, pero que jamás alcancen el alma.
Incluso cuando quieres matar, cuando sientes que el vacío se va llenando de ira y de lágrimas, de impotencia, de frustración o de deseo, de esperanzas que se rompen frente a todos. Cuando te sientes humillada, sola, y quieres escapar, cuando te ves en el fondo de una jaula donde todos te observan y te juzgan a tu alrededor. Incluso entonces tienes la capacidad, la fuerza, la esperanza y el poder de escapar, de liberarte de sus palabras, de sus miradas, de sus pensamientos para desaparecer del mundo tras tu sonrisa y dejarles hechizados.
Puedes acabar con el mundo, y solo tienes que apretar el gatillo y gritar: acción!

Thanks

2.20
El mundo hace "crack"

Una sola frase consigue cambiarlo todo.
Unas cuantas palabras, las pones juntas y por algún extraño motivo pueden borrar de tu mente horas, días, semanas, pueden desandar caminos, contruir murallas, despejar el mar.
Una sola voz.
Un parpadeo en una pantalla.
Una carta de las de verdad, de las que se pueden estrujar, esas que se borran con las lágrimas y tienen tinta de un bolígrafo, esas que pueden olerse, que tienen en sí mismas una magia que procede de otras manos y otro corazón. Una magia que viene a sumarse a los latidos que ahora se desbocan mientras sonrío.
Un simple y maldito gracias, poco más.
Una sonrisa que imaginas en tu cabeza, un momento que querrías tener guardado bajo llave para poderlo observar y recobrar el salto que dio tu corazón, las piruetas de tu estómago, e incluso la cabeza pidiendo a gritos que el resto del cuerpo no pierda el control, amenazando con futuros dolores que borrarán la sonrisa de mi cara.

Pero una palabra, solo una palabra. Solo un montoncito de letras. Solo un propósito chiquito, un mensaje breve, una caricia. Sólo ese granito de arena. Sólo eso merece el mundo, merece todos los dolores que se quieran venir después a unir, merece todas las batallas por pelear y perder, los desaires, la ceguera. Así puede que después los momentos que no han podido ser guardados se deformen y dejen de brillar y ser tan bonitos, dejen de merecer la pena. Pero que no se diga que cuando se vivieron no se vivieron con gloria, que cuando se sintieron no hicieron sacudir hasta el mismo centro de gravedad de la tierra, que cuando se celebraron con luju... digo, euforia, no fue la mejor de las celebraciones bajo la luz de la luna.

So thanks for makin me smile
Thanks for having me mad
Thanks for such great plain talks
Thanks for just saying thanks


Jommy Nivek

(15)

-¿Por qué será que las cosas más bonitas que veo suelen estar entre el bien y el mal, la alegría y la tristeza? ¿Por qué todas son tan... grises?
-Todos somos algo grises en realidad.
-Y todos somos hermosos y especiales, ya lo sé. Pero no es cierto. Hay gente feliz y perfecta, hay gente jodidamente sonriente que me es indiferente. Hay gente devastada que tampoco es capaz de conmoverme. Por algún motivo son los que caminan en la línea divisoria los que captan toda mi atención y sacuden mi mundo.
-Quizá sea que tú caminas por la misma línea y son los únicos con los que puedes empatizar. Cuando mueves mi mundo a veces me doy cuenta de que es por eso, porque te veo en un lugar donde soy capaz de amarte, y quizá en otro lugar no podría hacerlo.
-Dí que sí, el hecho de cómo sea yo da igual. Siempre tan romántico...
-No tengo que ser romántico para amarte más o mejor. Solo tengo que besarte



Querría poder ser un payaso triste en una habitación, preguntándole al mundo en qué he fallado, dejandome caer rendida... pero no puedo no luchar, no puedo no sonreír. No puedo no escalar cada día que caigo el mismo maldito precipicio, esperando no caerme o volver a levantarme cuando lo haga. Esperando que la corriente no me arrastre. Esperando no deformarme y aun así aprender y mejorar aunque sea con la caída. Esperando notar el sol, el mar, el cielo, su piel... una vez más.


Jommy Nivek

me...

Me enciende, me apaga, me quema, me envenena, me hace levantarme de buena y mala hostia, me hace decirle al mundo buenos días con una sonrísa o que os follen gente inmunda... me gusta cruzarme con personas capaces de hacerme sentir tierna y dulce, guerrera y salvaje. Me gusta sentir que todo va al límite a veces, que no hay una calma real. Porque aunque la busque yo no soy de ésas que pueden vivir con un besito antes de dormir y acompañadas hasta al baño de la manita, con la seguridad de un te quiero o de una caricia a las 9 en punto, con planes hechos miles de años por adelantado y sin noches de absoluta locura. Porque dentro de mí después de ronronear hay algo que ruge. Y necesito noches de acabar viendo el sol en los ojos que me miran, y noches de acurrucarme en mi cama sola. Y necesito días en que comería a besos principes, y días en que odiarles con todo mi ser.

Sin explicaciones, sin mentiras, sin falsos recuerdos.


Jommy Nivek
Thank God I was grown to be strong and fight back, to beat all those who want to treat me bad, to make the world see we are more than a bunch of delicate flowers, more than no-brain oversized boobs dancing, more than sluts, dolls or wifes, more than your fucking baby or a couple of smiles. That we are all made of the same matter, we suffer the same loneliness and enjoy good sex anytime.

So be honest and kind or shut the fuck up you asshole!

Stab me!

Cada segundo que dejes volar una mariposa se alejará más de tí. Igual funcionan las ideas, las personas, las emociones... en un segundo más o menos dan un paso en cualquier dirección, como si soltaras de la cadena una especie de catástrofe natural abocada a seguir recreándose en sí misma.
Las palabras que decimos, la información, el dolor, todos se extienden en oleadas, y como las mariposas, provocan huracanes en el otro extremo del mundo.
A veces cuando me despierto y me levanto poco a poco de la cama observo que por las noches he tenido una auténtica batalla campal conmigo misma en la que he llegado hasta a deshacerme de la ropa. Sé que son las repercusiones de algo, en mitad de la noche, cuando el subconsciente se apodera de todo y lo controla para sí. Me pregunto entonces mirando a través de la ventana los rayos de sol, qué estaría en mi cabeza. Algunas veces no tengo ni que preguntármelo y la tristeza desciende a oleadas por mis párpados, mis manos, y se concentra en mis piernas hasta que me siento en el suelo o vuelvo a la cama. Lo verdaderamente interesante sucede cuando no lo sé, cuando debo buscar en la atmósfera de la habitación los retazos de mi sueño, que casi siempre soy capaz de rescatar, cuando debo hurgar en mi memoria qué ha ocurrido mientras dormía. Y a veces esa pequeña aventura que dura mientras desayuno, me ducho y me pongo en movimiento, es el momento que decide cómo de maraviyoso será mi día, la cantidad de sonrisas que podré sostener hoy.

Jommy Nivek

run run run

No intentes derribar una pared, es una pared. No dejes tus músculos y tus huesos en empujar, no dejes tu sangre en el suelo, no llores lamentando que sea una pared, porque desde el frío cemento la respuesta será el silencio. Es una pared.
Tendrás que darte la vuelta asumiendo que ese no era tu camino, asumiendo que has cogido un desvío y que por otro deberás volver a caminar. Entenderás que siempre se cometen errores y que solo se pueden lamentar, o superarlos y vivir con ellos. Quizá algún día incluso llegues a entender que ninguno fue un error, que solo fue un plan no establecido hacia ningún sitio, y que ese acabó siendo presicamente tu lugar.
Pero no es este. Así que no empujes más. Gira y sigue caminando en otra dirección. Gira y sonríe.
Corre si es necesario.

Jommy Nivek

sad but nice

Mi cara desde la ventana viendo llover, abrazada a un cojín... viendo pasar gotas que no volverán. El amor del cielo lamiendo mis ventanas y yo solo contemplándolo, sin poder disfrutar de sus recorridos sobre mi piel, sin poder salir y dejar que me abrace, como si nada pudiese pasar más allá del cristal, aquí dentro de mi habitación que esta fuera del mundo.
Solo los minutos pasados arrugados contra la pared me avisan de la existencia, y un recuerdo que cruza despacio las notas de la última canción que suena cuando giro despacio y regreso de mi introspección al mundo real, donde hay un rectángulo pequeñito que parpadea.


Jommy Nivek

^,^ Yonki orgullosa

5 mayo

Creo sinceramente en la capacidad del hombre de superarse a sí mismo en su afán por parecer un idiota. Y no puedo comprender cómo hacer daño puede estar bien, qué fin justifica ciertos medios. No puedo comprender como alguien puede decirte "te quiero", "bonita", "estaré a tu lado" sin sentirlo. ¿Para qué? Yo siempre he preferido la verdad así duela, así te deje clavada en el suelo con la certeza de que se ha hundido un poco más en los últimos segundos, mientras escuchabas que jamás tendrás algo y sólo lo deseas más, mientras se te clava en el pecho. Y rescataré siempre que pueda el dolor de otros lugares, de otras escenas que yo viví para ser bastón de la gente lo suficientemente valiente como para amar con el corazón en la mano, lo suficientemente inocente como para dejase querer y herir en el mismo cuarto de hora.


Jommy Nivek

martes, abril 19, 2011

Te envío en las alas de una paloma de acero

A través de la niebla te veo, te escucho, te siento. Pueden pasar segundos o décadas, pero sé que estás ahí, en alguna parte, sintiendo, como yo, que nunca nada es suficiente. Habrás abrazado tantos cuerpos que tu piel se sienta desgastada, y aún así no deje de sentir intensamente como si fuera nueva. Habrás quebrado tu corazón en demasiados lugares sólo por encontrar algo que de verdad te despierte cada día como el primero, algo que te vuelva loco de cordura, y sin embargo, no tendrás miedo a quebrarlo una vez más. Si me oyes búscame, abrázame desconocido, mira mis ojos, derrite las capas de hielo de mi corazón con tu aliento, atraviesa todas las corazas con tus manos desnudas, rompe mis esquemas con tu voz. Sé mi polo opuesto, mi mejor amigo, la pared que me golpée para sacarme de mi asombro.

Serás mi coche, mi avión, mi ángel que me lleve a cualquier lugar del universo, que cruce el mundo entero por darme un unico beso. Correrás detrás de mi cuando pierda los estribos para atraparme y llamarme boba, para taparme la boca con dureza mientras trato de decir más estupideces, para decirme que me amas una y mil veces, para desequilibrar mi obstinación con la independencia, hasta que me apoye en tí por muy vulnerable que me sienta. Vendrás hasta mi ventana a tirar piedrecitas, o a llamarme por teléfono para que te vea ahí abajo, mirándome y sonriendo para animarme en un día duro, mejorar uno bueno, para verme simplemente, para demostrarme que estarás a mi lado siempre, hasta el final. Aunque no puedas.

Y si no apareces, si no te ecuentro, si sólo eres otro ser que habitará mi imaginación infectada por Disney... entonces, al menos, siempre te tendré mientras duerma. Podras ser la imaginación que enturbie el cielo nocturno cuajado de estrellas, bajo el que nosotros sonreiremos abrazados cada noche que sueñe. Ser el que nadie es, el que me gana en locura y afecto, el que me gana en celos y sabiduría, en calma y dolor, el que me empapa con su chulería tanto como con su inocencia, el que bebe en mí y me da de beber en cada palabra y cada contacto. Y mientras dure el sueño serás mío y seré tuya para siempre, aunque cada mañana deba enfrentarme a tu muerte, aunque cada mañana me cuestione qué es real y por qué lo es.


Jommy Nivek

Agotando la mecha

¿Lo entiendes?


No, no puedes... pero yo siento como la luz y el calor van desapareciendo. Siento como he quemado en poco tiempo energía hipotecada, siento la luna llegar y estrellarse en el sol, siento el agujero que hace la luz en mis pupilas, siento tu aliento en mi nuca. Llega la electricidad y me abrasa. Llega la tormenta y me cala. Llega la nada y me absorbe en su limbo.

Llegas tú... pero me he ido

4411

Dicen que los ángeles están descendiendo del cielo, pero yo solo me siento subir y subir... a veces creo que no puedo ser más feliz, otras me pregunto cuánto dolerá la caída

Amarse

Al ritmo que escribo vuelan por mi cabeza muchas cosas que llevo planteándome estos últimos dos meses que se han hecho muy muy cortos cuando pensaba que serían eternos. Estos dos meses en los que he recuperado la sonrisa, la felicidad, la vida, la sinceridad mortal y otros muchos compañeros.

Y esta noche mientras conversaba, una de esas cosas que se me pasan por la cabeza a veces, ha regresado para que la repase en mi cabeza. Amar. Si hay algo que ha cambiado a lo largo de mi vida es el concepto que tengo del amor. Cuando somos pequeños nunca nos planteamos este tipo de cosas, creo que para mí entonces amar a alguien significaba compartir pequeñas cosas, tesoros que no podías darle a nadie más y como en Love Story no tener que decir nunca lo siento, no herir a quien quieres, simplemente acompañarse y escucharse. Y quizá por eso entregué mi corazón sin plantearme nada más al primero que pareció quererlo de veras.

Después de las primeras desilusiones y por años creí que cuando amabas cuidabas, te dabas entero a alguien. Que cuando amabas cubrias el corazón de la otra persona con algodones y evitabas todos sus golpes en el camino, y que así debía ser cuando te amasen. Todo era muy a lo City of Angels... Pero lo cierto es que tuve la suerte de amar y ser amada de esa manera, de poseer algo que otros nunca llegan a vislumbrar, y que el amor no puede reducirse a la desesperación. El amor no puede ser algo con tantas trazas de sacrificio, con tanto esperar de uno mismo y de los otros. Porque por mucho que te enamores de algo aparentemente perfecto todo se mide con balances.

Supongo que amar fue admirar, sonreír, pasear bajo la lluvia o ver algo bonito junto a alguien en algún momento.


Si ahora me preguntaran si sigo creyendo en el amor diría que por supuesto, no me han quitado esa parte de mí y no me la quitarán jamás. No habrá cinismo ni dolor que impida indefinidamente que vea las cosas con el color que las veo. Creo que esta en cada cosa del universo, queramos o no verlo. Es como la fuerza de la gravedad. No tiene que ser intenso, no tiene que ser de película o eterno. Podemos querer a alguien una noche o el resto de nuestra vida, porque tal y como yo lo veo -y a veces me pregunto si los demás me entienden- ambos pueden ser lo mismo. Podría no haber jamás un mañana.
Creo que cada sonrisa, cada amistad, cada contacto... cada vez que respiras y hueles a alguien y te sientes en casa, protegido, o te sientes contento... cada vez que simplemente es agradable estar realmente cerca de otro cuerpo distinto al nuestro (desnudos o no), de otra voz, de otra forma de pensar... en ese instante, tenemos el poder y la necesidad de elegir entre dos caminos: fingir que no ocurre eso que ocurre dentro de nosotros, elegir ser fríos, congelar nuestros sentidos hasta que las cosas pierdan el color y acabar siendo fríos y no sintiendo, acabar vacíos; o ensalzarlas como algo más profundo de lo que son para así tapar los huecos que no somos capaces de tapar por nosotros mismos. Y esa decisión nos define, en el metro, en el Retiro, cada noche de viernes, define nuestro móvil y nuestro ritmo de vida absurdamente.
Una caricia no debería ser menos placentera porque nos acaricie un desconocido, una mirada intensa no tiene porque perder el poder de hacernos temblar bajo el influjo de la costumbre. Una llamada siempre debería ser con voz dulce, con palabras cortas, simples y bellas, con emoción.

Es como si para amar, además de para otras muchas cosas, buscaramos la excepción que nos ilustre, necesitaramos el bastón, el halago, el amor propio, la desidia... como si huyeramos de la incertidumbre tanto como del sentimiento de atarnos, y la pasión por volar y por vivir se apagaran en uno u otro. Y a veces para mí amar es pedir con fuerza que alguien venga y te salve y que lo haga. Escuchar o leer ciertas palabras. Desear ciertos momentos que a veces llegan con más o menos prisa.

Y no es un amar como los de los demás, es un dejarse llevar, es un encender el corazón para sentir eso hasta que el momento se reduzca a cenizas. Solo porque no habrá otro igual. Y si consigo quemarlo, si consigo vivirlo a tope será solo eso... pero eso es más que no vivirlo en absoluto, y sobre todo es más que fingirlo por entero.


Así que reto a los solitarios a dejar su corazón una noche en manos de otra persona para que juegue con él y lo queme, para enamorarse de la mirada de alguien. Y reto a cualquier pareja a plantearse que igual no es necesaria esa precisa otra persona para alcanzar la luna, que podría alcanzarse en solitario o en compañía de muchos otros rostros, que nada ni nadie es imprescindible salvo que nosotros lo queramos.


Que soy feliz sin estar enamorada, amándome a mí misma hostia!!


Jommy Nivek

Happy people

Con diferencia esta es una de las mejores épocas de mi vida... cuando oigo eso de que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde, lo feliz que es mientras lo sea... es falso. Si eres realmente infeliz durante el tiempo suficiente, regalos diminutos, momentos cogidos con pinzas que estallan en colores, risas, amigos, una mano agarrando la tuya o la conversación más tonta... te hacen feliz indefinidamente. Abrazas con tanta fuerza esos momentos que te fundes en su interior, esperando que jamás desaparezca el estado de inopia y flores.

Y sí, claro, hay días que voy del amor al odio, de la luz más intensa hacia la pared que te estampa, de sentirme en el cielo a descender poco a poco a ritmo de traqueteo... El corazón me ha montado en una montaña rusa para hacer de un día normal una excepción inesperada, para hacer de cualquier impresión, charla o película el evento... El vacío en el estómago al final no se llena de la dicha, se queda vacío. Me duele sentir a veces que el vacío no se llena de un nuevo trago que beber, que no hay siguiente curva de felicidad o ascenso al cielo. Que he hinchado un globo solo para verlo perderse en las alturas.

Pero luego llega un fin de semana cualquiera, y en esos 2 o 3 minutos en los que llego desde el metro de mi barrio a casa, y ya es de día, voy por la calle sonriendo con aspecto de gremlin, cantando, bailando porque el tiempo es mío, por los instantes que puedo sonreír a solas sabiendo que todo esta ahí, bien. Por las cosas por las que puedo sonreír... Es como si pudiera controlar el viento, sentirlo como una fuerza en mi interior que arrastra una corriente, que me empuja y me eriza el vello, que elctrifica mientras camino a ritmo de cualquier canción.


No todo tendrá que ser necesariamente perfecto para que sea feliz, no tendré siempre que ser feliz para entenderlo, o entenderlo para ser feliz


Jommy Nivek

Recorro con los minutos labios distintos a los míos, y escucho que la vida no siempre es perfecta, tomo la curva de tu cuello a la derecha y sonrío. Y escucho que te toma por donde quiere y donde quiere te suelta y me agarro a tu mano. Y a veces siento que el vértigo vacía mi estómago y lo prende de miedo, pero supongo que esa misma sensación es la que me despierta.

Al levantar el vuelo el cielo no tiene límites


Jommy Nivek

Primer pinito periodistico - ARTE

ARCO CUMPLE 30

La capital acoge la trigésima edición de la exposición de arte contemporáneo ARCO incluyendo, además de algunas de las últimas tendencias en arte, un recorrido por los últimos treinta años de certamen a través de imágenes representativas.

Las nuevas tecnologías inundan ARCO más que nunca, dentro y fuera. Cientos de aficionados al arte se acercaron durante los días de la exposición y capturaron algunas de las obras más llamativas de la edición pertenecientes a las 197 galerías que participaron en el evento. Cámaras y móviles de última generación lanzando flashes por todas partes, para retener un trocito de obra sin tener que pagar los miles de euros que cueste. El arte contemporáneo no deja indiferente a nadie, y la mezcla entre pintura, fotografía y escultura formando obras totales y llenando stands parece ser la tendencia actual. Por no hablar de las proyecciones de luces y algunos inventos que mezclan la tecnología y el arte; una figura humana proyectada en la pared a través de cortes en la campana, o el ganador del premio al arte BEEP del Arte electrónico, devolviéndonos nuestro ojo reflejado en una enorme esfera.

Del lado de la mezcla de texturas y distintos tipos de pintura y técnica tenemos la muestra de acrílico y acuarela del sevillano Miki Leal. Entre las fotografías las panorámicas de ciudades o la mezcla realidades paralelas que se cruzan de marco son lo más abundante, como la obra de la portuguesa Helena Almeida. En óleo cabe destacar el maravilloso ejemplar de Antonio López “Madrid desde Torres Blancas” otra de las genialidades del manchego que sigue pintando la capital española con una precisión y un realismo que nada tienen que envidiar a las tendencias opuestas que abarrotaron los pabellones 8 y 10 de IFEMA. Como los “Deminscapes” de Soi-Young Choi de origen coreano; cuadros de paisajes urbanos creados con tela vaquera, entre los que se encuentra una enorme pieza de una ciudad costera especialmente decorada y sin duda muy chic. Es posible que la aceptaran también unos metros más allá en la exposición de la Semana Internacional de la Moda Madrid.

El stand del País fue sin duda uno de los más efectistas gracias a un gigantesco montaje que trata de capturar un instante, como fotografiado, de la destrucción de una oficina que salta por los aires. Bajo la firma de la pareja de los artistas totales cubanos “Los Carpinteros” (Marco Antonio Castillo Valdés y Dagoberto Rodríguez Sánchez) miramos esta enorme metáfora quizá a la crisis que ha hecho estallar las oficinas, quizá a la que ha hecho estallar el concepto del trabajo en un espacio físico por el de internet; pero temas filosóficos aparte la obra no puede por menos que provocar una mal disimulada boca abierta a los visitantes que si acercan la mirada verán que hasta los bolígrafos están sostenidos al borde de la caída y la destrucción.

Pero una vez más la escultura es la gran protagonista del nuevo siglo con obras como “For my father” de Gerard Demetz con un corte algo más clásico y una profunda mirada a la infancia; o la divertida -sin dejar de ser reveladora- instalación del colectivo Kimberly Clark para la galería Luis Adelantado, mostrando a una mujer rodeada de casquillos de cerveza (marca Heineken, la cual precisamente presentaba una botella muy original en el evento) y vestida tan contemporáneamente que se la puede confundir con una visitante. Cerca también encontrábamos el montaje casi de película de Disney de Mario Mauroner que parecía fuera de lugar en medio del stand de la galería austriaca Contemporary Art, y traía reminiscencias de las figuritas de porcelana de la infancia de toda niña, algo mayor ya. Sin embargo la obra “Let’s get lost” de Álvaro Alcazar captó especialmente mi atención por dos motivos esenciales. El primero es la gran carga emotiva de la imagen religiosa de Cristo crucificado, que aún sigue siendo un icono, y que, quizá por su sobre explotación en la cultura pop ha ganado aún más fuerza, con el añadido del uso del negro azabache. El segundo motivo es la elección del cartel de luces, y la ironía de la frase sobre el icono en sí, la superposición del ejemplo de encontrarse a sí mismo, la santidad, la bondad extrema, junto con una llamada a la perdición en una evocación muy sensualista y muy vinculada al mundo de la noche y el espectáculo.

Por último mencionar la presencia de los montajes Focus Rusia que trataron de acercar el lejano país con distintos ejemplos como las creaciones audiovisuales de Marina Alexeeva o las obras tituladas “Radical Abstractionism” del artista exiliado Avdey Ter-Oganyan, censuradas por el gobierno de Putin. O la gran presencia de arte japonés de la exposición, un gran ejemplo: Minako Abe y sus coloridos paisajes o las impactantes imágenes derretidas de “Sleeping Beauty” de Miwako Iga.

sábado, febrero 05, 2011

Black and deep

Y mis ojos en la oscuridad buscan los tuyos
Para recordarte las historias que aprendí a olvidar
Donde el sol es infinito y derrite y quema la tierra
Recuerda que allí iremos a fundirnos en uno
Porque estás dentro de mí ahora
Y aún no sé si estarás fuera algún día
No podré perderte mientras sepa que te tengo
Mientras sigas queriendo habitarme en tu sueño
Mientras seas mi dulce balada de amor y el océano que todo lo calle
Mientras cada noche me acunes en tus brazos que no puedo sentir
Pero que siento
Mientras te recuerde como un futuro incierto
Entre marismas de tesoros, de demonios y sirenas
Como un pirata apasionado
Un corazón inexplorado
Una palabra inteligente
Una guitarra desgastada
Un adicto a lo agridulce
Un abrazo tierno
Una sonrisa reluciente bajo una mirada de infarto
Pero sobre todas las cosas... el motor de mi risa y el antídoto a mi llanto

Si es así, te quiero extraño
Llevo esperando mucho tiempo para decírtelo, para salir de la oscuridad que he construído a mi alrededor y bañarme de luz y de música


Jommy Nivek

Amo el frio

Solo por como se ven las cosas a través de él, la intensa niebla, los copos que raramente puedo disfrutar, notar la cara enrojecida, el viento cortante traspasar los pulmones, el tacto de la bufanda, las botas, acurrucarme en los dobleces del jersey y el olor atenuado a comida que llega a través de las capas hasta mi congelada nariz.
Siempre pensé que era una persona de verano, el sol, los tirantes, las sandalias y los vestidos de vuelo meintras la brisa me mece... pero supongo que hay algo del invierno que me ilusiona y me hace sentir feliz, que me hace recordar una època en la que veía todo desde más abajo y creía en la inocencia...
Creo que amo el frío porque lo relaciono con la inocencia, con los cuentos, con el colacao caliente y las sonrisas abrazadas mientras ven una peli


Jommy Nivek

El peligroso tunel

Creo que empiezo a acostumbrarme a vivir en el silencio, a estar sola para todo, otra vez... empiezo a no tenerle tanto miedo a coger las maletas y marcharme, a llorar por horas cuando no me ve nadie mientras pueda sonreír cuando me vean, a poner cara de póker todo el rato y que nadie me lea. Empiezo a fingir con claridad y sin sentirme pesada, estúpida o triste... bueno, a veces sí me siento triste, pero sé que con el tiempo desaparece.

Entro en el peligroso tunel de no apoyarme en nada ni en nadie, solo viajar, sin mirar a los lados más que el tiempo justo, sin detenerme... así, si pierdo algo no lo echaré en falta tanto. Vuelven las medidas de protección contra los intrusos, y querría evitarlas pero es más fácil y menos doloroso dejarme llevar y no sufrir

The ice heart

Siempre congelado, siempre peleando contra tus palabras y tu aliento para no desintegrarse, para permanecer fuerte. Siempre peleando contra los golpes y las caricias, porque no quiere quebrarse ni pertenecer a otro, porque quiere ser libre... siempre buscando besos en cualquier rincón, siempre obviando los te quieros que quieren salir y los que desean entrar.. Siempre imaginando que algún día alguien lo derretirá sin jugar con él y lo protegerá por encima de todas las cosas.

Los corazones helados también sueñan


Jommy Nivek
A veces no puedo dejar de preguntarme qué es lo que me impide sonreír, que es lo que se interpone entre mi sonrisa despreocupada, mi alegría, mis bromas, mi felicidad o lo que quieras identificar con ella y yo. Me gustaría saber qué hago mal o qué necesito para no sentirme incompleta, para no sentirme vacía o sola, para creer que aún me quedan fuerzas para cambiar el mundo por las mañanas. Pero parece que solo comprar cosas bonitas me calma últimamente, ponerme ropa durante horas y salir a mostrarla al mundo, dedicar toda una tarde a ponerme ropa que saco de los rincones de mi armario y vuelvo a colocar en su sitio. Supongo que para mí mi ropa es un tesoro, algo que puedo poseer sin sentir miedo de perder, algo que puedo amar sin tener miedo a la traición, algo que puedo defender sin sentirme desprotegida... me define y completa los huecos que no puedo completar con mis palabras, que no puedo identificar aunque lo intente.

Quizá por eso no soy feliz, le pido demasiado a la vida y doy demasiado, la intensidad con la que hago las cosas y espero las cosas, con la que pienso o discuto debe ser insufrible vista desde fuera, a veces lo es vista desde dentro. Pero por algún motivo sonrío y me disfrazo, coloco toda la alegría que pueda en mis palabras y en mis gestos, soy cariñosa y dejo a los demás cruzar las líneas de mi espacio personal sin miedo... y creo que quizá solo sea que ya no le tengo miedo al drama, que le he cogido el gusto... que quizá ya no tengo miedo a decir lo que pienso del todo cuando se me pregunte, que por una vez puedo ser directa y sincera aunque eso me hiera y hiera a los demás, y aunque sea lo que siempre he querido en mi vida siento que no puedo compartirlo con nadie... no es como mi ropa que otros pueden observar, se queda solo para mí y me hierve la impotencia de volver a sentirme rodeada de hipocresía, hundiéndome en un mundo que no es para mí...


Hay algunas veces que llego a creer que es por nosotros, que nunca seremos felices, que nunca podremos confiar ni sentirnos bien, que nunca nos querremos sin reservas y nos plantearemos problemas sin ton ni son, que nunca sentiré que dejo de ser minúscula y descolorida a tus ojos hasta que quizá sea demasiado tarde como siempre. Porque trato de alargarlo, trato de continuar adelante pensando que algún día funcionará, que algún día me sentiré valiosa por algo que digas, que me sentiré bonita o buena por como me mires...
Puede que sea demasiado narcisista y sea lo único que quiera de tí, puede que tú también lo pienses. Puede que nunca nada sea suficiente.



Jommy Nivek

Kimi ni todoke

A veces la magia es la inocencia, a veces es el esfuerzo, a veces es mirarse a los ojos y saber que podemos confiar el uno en el otro... a veces es la amistad, superar un miedo, tirarse al agua desde muy alto y notar el vértigo... o puede estar en la música de las risas que ayudamos a tejer

Candy kiss - The Creepshow

I’ve got sick infection
A diagnosed love affection
I had it once and I want more
There’s no use I’m just faking
Tryin’ to be the girl
Whose heart’s not breakin’
Your candy kiss haunts my soul

Incapaz



Nunca serás capaz de ver más allá, nunca serás capaz de escuchar el latido de mi corazón al otro lado del teléfono antes de que se congele, antes de que se pare y los minutos vuelvan a contar, antes de que yo desaparezca tras el telón y ya nada de lo que digas sirva de nada. Puede que sea cierto y busque algo más, aunque lo que no veas es que lo busco en tí. Puede que sea cierto y hace tiempo que debiera seguir con mi vida, la única que tengo, hacia un camino donde nunca tenga que mirar atrás, donde no tenga que temer a cada próxima esquina... porque contigo no sé si dejará de ser así alguna vez.
Solo un corazón y una vida, que, a veces, me gustaría poder dividir


Jommy Nivek

Kichou wa Maid-sama!

A veces duele tanto reconocer que pertenecemos a alguien, que le debemos algo, que lo amamos y queremos protegerlo, es como si nos arrancaran parte de nuestra personalidad. Y cuando queremos ponerlo en palabras, cuando queremos demostrar que amamos, el tiempo nunca es suficiente, las situaciones nunca son las adecuadas, los demás nunca nos entienden... y las escusas para seguir dejándolo pasar siempre están ahí, acompañandonos en la inocencia, en la estupidez de pensar que nunca seremos amados de la misma manera.
Hay algo en este mundo que quiero proteger, que quiero monopolizar, pervertir y poseer para siempre


Jommy Nivek

S&M

“The sudden disappointment of a hope leaves a scar which the ultimate fulfillment of that hope never entirely removes.” Thomas Hardy

A veces me doy cuenta de lo clavado que estás dentro de mí, de la influencia que ejerces sobre cada paso que doy. Y creo con cierta nostálgia y mucho miedo que nunca podré escribir algo mayor, nuevo, diferente, mejor... que nunca volveré a sentir tanto calor, que jamás nadie tendrá tanta paciencia o me amará tanto. Que nunca seré tan ilusamente feliz y tan poco consciente de los demás como cuando sin saberlo tenía una red de protección y amor infinitos bajo mis pies

2010

Me alegro de haber crecido en estos 365 días.
Me alegro de haber confiado aún cuando me equivocaba, cada una de las veces.
Me alegro de poder seguir teniendo amigos incondicionales.
Me alegro de intentar día a día merecérmelos.
Merecerme cada cosa que tenga.
Me alegro del sonido de mi habitación por las mañanas.
Me alegro de mis decisiones.
Me alegro de haberme tropezado tanto y haberme herido, quizá lo único que lamento es haber arrastrado a otros conmigo.
Me alegro de haber cuidado de la gente a la que he cuidado.
Me alegro de haber aprendido a dejarme cuidar.
Me alegro de mi nueva, y aún en pruebas, capacidad para comunicar lo que siento.
Me alegro de hacer cosas por mí.
Y si tengo que recordar algo de hace exactamente un año ("Aunque no me exprese, sigo queriendo que me quieran y me conozcan por dentro, como cualquiera"), tengo que redefinir que para querer cosas uno debe dejarlas entrar, aceptarlas, cuidarlas, protegerlas y fomentarlas.

Puede que el año pasado haya sido un asco, o no, a estas alturas me es indiferente... porque hay días como ayer que me recuerdan que yo soy esa persona capaz de dejar al lado todo y pasar una noche de miedo al lado de la gente que quiere, y puede ser en una casa viendo una peli o en el Polo Norte, lo importante es la actitud. He visto que sigo teniendo capacidad de mimetizarme, me alegro de haberme creado la posibilidad de dejar la realidad un segundo atrás y despejarme, de hacer reir a los demás y reirme hasta cansarme o quedarme afónica. Sea como sea a veces me miro a mi misma, a mi gente, las cosas que tengo y me doy cuenta de que soy jodidamente afortunada a pesar de todo. Hoy me he dado cuenta.

Y si este año fuera al final un asco, bueno, y qué?


Jommy Nivek

Confortably Numb



Creo que eres como la heroía. Transportas mi cuerpo a un universo en el que no existen límites ni sombras, en el que existen un millón de lucecitas cálidas incluso cuando cierro los ojos. Allí mi cuerpo no sufre, el dolor, la tristeza, la vida de fuera se adormecen, siento que podría mantener por siempre la sonrisa. A veces me molesta muchísimo, porque creo que no es real, porque volver de nuevo al mundo del otro lado se siente como una enorme losa en el estómago. Y recupero el sufrimiento, el dolor y la tristeza, recupero lo que soy. Y me paso horas y horas con el mono, deseando volver a volar sobre tu piel


Jommy Nivek

Peter Pan es mío

You never should be old enough to stop believing in magic. If someday you feel too grown-up for tales, surely you'll never feel thrilled again, then you won't be able to see a fairie, a mermaid or an unicorn. Don't let ageing make you lose the faith to run faster than light, or the power sensation to fight a dragon or a pirate, or a pirate riding a dragon. If you are too old for amazement, you won't ever touch the sky in just one kiss.
One little travel to Neverland deserves all the disappointment the fuckin bitch life gives us.

so... I DO BELIEVE IN FAIRIES

O. Wilde

"Always forgive your enemies, nothing annoys them so much."

No sé si puedo... y mira que lo intento

We match

want to burn inside your dreams. I want to melt as we touch. I want revenge if someone or something takes you away from me.

Cause I always knew we match


Puede que ya no seamos como antes pero somos algo, ¿no crees? Puede que estemos por encima del amor o del deseo, puede que estemos por encima de cualquier cosa. Creo que somos almas gemelas, creo que estabamos destinados a encontrarnos y moldearnos, a cuidarnos y guiarnos cuando todo se oscurecía y no quedaba nada a nuestro alrededor, a ser el escudo del otro y su punto de apoyo. Y quizá por eso siempre hemos sido la mayor flaqueza del otro, quizá por eso hay cosas que han dolido demasiado con el tiempo. Quizá por eso la sola idea de que no sigas siendo parte de mi vida, una parte importante con la que converso o no, una parte con la que contar siempre... saca de mí ese lado oscuro que se enfada, que es frío y te aleja, ese lado oscuro que odia darse cuenta de cuánto depende de tí, cuánto daño puedes hacerle si te desapareces como todos los demás.
Y sé que lo entiendes porque somos idénticos, y aunque avancemos y seamos felices, aunque viajemos un millón de kilómetros, el agujero negro que llevamos dentro y que a veces nos agita siempre estará ahí, siempre lo compartiremos.

Y seremos unos locos acabando con el alcohol de algún bar


Jommy Nivek
2010 ha sido un año lleno de sueños y tropiezos. Hacé un año exactamente hablaba de mi esquema de la princesa, el castillo y el dragón, y escribí: Lás lágrimas limpian el barro de la caída. Levantarse es sólo apoyar las manos y empujarse poco a poco. Las piernas al principio no contestan, pero no importa, lo harán. Y cuando estés de pie del todo, sólo mira al frente para seguir con tu vida.
Sigo pensando que tenía razón, sigo creyendo todas esas cosas, y además ahora creo en otras. Sigo teniendo mi fuerza y la capacidad inherente de recuperarme de todo, aunque no sea en el preciso momento, aunque sea algún otro día en el que pueda parar de llorar y empezar a pensar con claridad. Pero eso no necesariamente debe significar que ande cuidándome constantemente de las caídas y que huya cada segundo del sufrimiento, de la debilidad.

Así que empecé triste y desesperada, vagando, y seguí sin pensar ni pararme a observar, seguí sin principios salvo el de mantenerme donde estaba, el de no cambiar, el de seguir adelante y ser yo misma pasara lo que pasara, el de conservar lo que más me importaba del mundo, y salvo en este último, y de casualidad, no cumplí ninguno. Puede que otros piensen que éste sea un año para olvidar, para mí puede que sea el año que deba recordarme cada vez que quiera huir, cada vez que quiera esconderme, cada vez que dude entre decir lo que pienso y callar. Ahora sé todas las cosas que necesitaba aprender y puedo ser feliz de una vez por todas o al menos sentirme bien sin más peros. Ahora tengo lo que quería y nada de lo que no soportaba, y esta en mi mano que dentro de 365 días mi vida siga siendo así o sea otra.
Pero si es otra me gustaría volver a esta página para recordarme que el cambio no es malo necesariamente, y que, aunque no lo vea en ese instante, algún día lo veré. Aunque sea después de un año o después de toda una vida. Una mañana me levantaré y miraré por la ventana, haré café y leeré algún libro mientras me acomodo en el sofá, y quizá en ese momento, mientras escucho el silencio y repaso mi universo, me de cuenta de que he dado otro gran paso, que mi vida me gusta, que quiero seguir justo donde estoy: en la continua ola de la evolución, en el eterno camino hacía mí misma.


Jommy Nivek

DO THE DANCE

...escrito con pintalabios rojo junto a un corazón en un espejo. Chicos rodeando a una chica bonita que canta, baila y sonrie mientras su largo pelo negro dibuja formas a su alrededor salpicándo a otros, sin que nada más importe. Una mirada significativa y el Villa más cansino del universo. Treintañeros interesantes. Chupitos de nata. Y dar vueltas y vueltas hasta perder el control.

Love the way the sea eats the sand under my feet

Siempre he pensado que las fuerzas externas tratan de aplacar todo lo que nos convierte en nosotros, todos nuestros deseos primarios, las cosas que nos identifican, aquello por lo que somos diferentes a esa persona y esa otra y aquellas de más allá. El mundo, como el mar, viene a pulir todas las esquinas de la diferencia para convertirlas en superficies pulidas, redondas, pertenecientes a la misma y única masa de "los demás". Y aunque lo sepamos o no nos dejamos, aunque creamos que lo evitamos o que somos especiales poco a poco nos gana el terreno la rutina, la responsabilidad, las historias pasadas, los miedos. Unos tardan más y otros menos, pero supongo que a todos les llega la hora. Mientras nos resistimos nos atenaza todo en un mismo punto único e inconfundible de esperanza y desesperación, caminando por el filo de una navaja entre nosotros y ellos, sintiendo que nos observan, queriendo encajar y a la vez ser nosotros mismos. Hasta que un día caemos a su lado, al lado de "esta es la cruda realidad", el lado que dice "aquí no se puede soñar despierto", el lugar en el que nosotros somos parte de una cadena y no YO, y sí, allí encajamos. Elegimos ser otros y estar acompañados, nos convertimos en una oveja más, balamos, y juramos que siempre fuimos así y que seguimos siendo nosotros y siendo únicos.

Quizá todos sintamos eso, quizá sólo lo sintamos algunos. Puede, aunque no lo creo, que sea solo yo.

Estas veces juraría que hay algo más fuerte, algo tirando de los hilos y tratando de hacerme ver cómo debo ser, qué debo pensar y hacer. Y yo me resisto, construyo mis propios mundos y me siento sola en ellos, siento que los demás se dejan llevar y se convierten en "los demás", siento como tratan de arrastrarme con ellos, mientras yo me mantengo peleando al lado en el que se dejan atrás las esperanzas, los sueños, los antojos, las novelas de aventuras, la ilusión. Que yo me mantengo en este lado peleando por la utopía de permanecer con mis aristas intactas y arañar el mundo y ser arañada, dejar las marcas que me hacen yo sin esconder, no esconderme por no hacerme más marcas. Y aunque me haga sentir triste cuando miro al otro lado todas esas caras felices que sienten paz, dentro de mí se agita un huracán, y quiero ser consecuente con él, se agitan ideas y sentimientos grandes que quizá ellos nunca se acerquen a sentir. Si me los arrebatasen perdería algo más importante que ser feliz o estar acompañado, perdería lo que me hace ser única, lo que me hace respetarme y quererme. Y sí, trato de mantener el orden en mi vida y sonreír, pero nunca podría dejar atrás todo lo que sé y he vivido, nunca podría volver a ser inocente, nunca podría dejar ir los días sin magia y desastre.

Lo sé, es un sinsentido, pero a veces la tristeza provoca eso en mí, sinsentidos sobre como lo más importante esta dentro, porque si no olvido nunca eso no seré ellos, no seré infeliz, no caminaré dando tumbos y siendo quien nunca quise ser


Jommy Nivek

15-12-2010

Esperamos la mayor parte de nuestras vidas, creyendo de alguna forma que llegará algo que nos hará vivirlas. A veces esperamos al futuro y otras al pasado, pero ninguno de los dos llega, y por mucho que nos atemos a viejos tantras seguimos sentados viendo la vida pasar. No nos damos cuenta de que solo hay que levantarse, cruzar al otro lado y moverse, aunque no sea perfecto, aunque duela, aunque nos arrastre al infierno, por muchos errores que cometamos.
No hay formas correctas o incorrectas de vivir, solo hay formas de vivir y formas de evitarlo.
¿Vas a esperar más a que los cielos grises se desvanezcan?
La vida perfecta no existe.
Podemos tomar las cosas como nos vienen, hacernos fuertes con el dolor y sacar la cara, pelear. Podemos enfrentarnos al mundo y disfrutarlo cada segundo, porque no volverá. Reír hasta que duela, llorar hasta que nos sintamos liberados, estallar cuando la tensión lo exija, tomar la ola más grande que podamos, subirnos y no dejar que nos tire. Creo que si vivimos así al vida, si dormimos a morir, si comemos con gula, si corremos en la dirección que nos lleven nuestros deseos... al final del día sonreíremos, miraremos a los ojos de lo desconocido y nos engrandeceremos, aceptaremos las aventuras que nos queden y las vividas con facilidad.
Seremos grandes.
No tendremos miedo, y si lo tenemos lo abrazaremos como algo más.

Yo lo único que quiero ahora es recuperar la sonrisa y vivir para mí misma, relajada, tranquila, sin que los fantasmas enturbien mi sueño.


Jommy Nivek

EL SEXO NUBLA LA MENTE, EL AMOR LA EXTIRPA

Too many suicides after....

Y tick by tock pasa la vida que se supone debería vivir, y día a día diga lo que diga me calzo mi máscara y salgo a fingir lo que sea, y hace tanto tiempo que lo hago que ya qué más da lo que sea o quiera yo, soy una cáscara. Y quizá creí que saldría de esa espiral, que por fin alguien me rescataría de ella, pero como todos los espejismos murió, no pudo con la parte de mí que se resiste a dejar la seguridad del engaño y la frialdad. Por eso siempre estaré sola en mi torre de cristal, deshojando horas junto al reloj, construyéndome a mí misma por el placer de destruirme más tarde, por el placer de sentir dolor y saber que es real... que estoy viva.

Solo es los días que lo estoy de verdad, los que duele y sufro, solo en ellos quiero recuperar mi capa y surcar el cielo por encima del bien y del mal, por encima del universo, en un lugar donde la condescendencia no me toque, ni el amor, ni el veneno de los hombres. Y estos días existen, días en que levantarme es doloroso, decidir quema, salir a la calle abre heridas no curadas, y los nervios, la nausea, una sensación de mareo en la propia gravedad y la agitación cubren mi mundo como una tiniebla. Debo sumergirme en ellos porque nunca aprendí a lucharlos, debo llorarlos y compadecerme de mí misma, porque siempre los sorteé y no sé surcarlos. Y en mi remolino arranco todas las semillas de vida que planté días mejores en mí, alejo toda posibilidad de vida. Hay quien cree que me atormento, pero es porque no entienden cuanto me he vaciado por dentro con el tiempo, cuantas tormentas han dejado el barco hundido una y otra vez. Porque siempre he pensado que peleaba de algún modo, aunque fuera por mantenerme bajo el agua, pero en el fondo solo finjo salir a flote esperando el siguiente tirón que me ahogue, sin esperanza.


Jommy Nivek

Ganándome

Cada mañana al despertarme me miro en el espejo y veo como van desvaneciéndose las marcas que nunca creí poder borrar, como todo se ha ido colocando en su sitio y ha dejado de estorbar en mi camino. Observo los últimos dos años de mi vida y veo cuánto he cambiado, la vida que he tenido, lo que he perdido o ganado en el camino. Cuando repaso nuestros pasos veo todos sus posibles errores y aciertos y me doy cuenta de que en parte eres la gran prueba de mi vida, y siento que si consigo superarla (signifique lo que signifique) habré completado el ciclo, estaré al otro lado de forma definitiva, y el pasado quedará atrás como lo que fue y nunca más será.
Supongo que en ese momento todo lo que quede tras la linea, toda la gente que me ha herido, la que no tiene posibilidad de redención, aquellos que ya no estén junto a mí por decisión propia o cobardía quedarán por siempre atrás. Serán aquello que no necesite recordar para olvidar.


Jommy Nivek

Deja la sonrisa

Supongo que cuanto más alargas el silencio o las caidas en el cinismo más timpo puedes pretender que serás feliz algún día, que aún lo eres, te agarras a la tabla que te salve y dejas que los días corran uno tras otro. Pero una tarde descubres que todas las escenas de amor te resultan patéticas, que las historias que antes te emocionaban ahora te parecen vacías, que por dentro, la parte aún intacta de tí que creía en el amor y en otras muchas palabras... murió. Y luchas porque la desilusión y las lágrimas no te arrastren y te ahoguen, luchas por mantenerte en la delgada línea que divide el precipicio de la montaña rusa, crees que si te mantienes ahí el tiempo suficiente, si esperas, de alguna forma todo se arreglará, serás feliz, dejará de atormentarte el pasado.

Siempre creí que aprender todo lo que he aprendido valdría, que siempre había conseguido todas las herramientas necesarias para vivir, y solo era para darme cuenta en algún momento que queda más, siempre, a la vuelta de la esquina. Cuando me he creído paciente ha llegado algo que me ha quemado los nervios. Cuando me he creído sincera ha llegado el día en que me he visto engañando y mintiendo. Cuando me he creído curada de espanto ha llegado la gran sorpresa. Cuando he creído que podría olvidar solo ha venido algo nuevo a recordarme. Cuando he creído que el amor se había acabado para siempre ha venido el que marca la diferencia. Y puedo negarlo y huir, puedo enfrentarme y pelear... o quizá solo debería aceptarlo y rendirme, dejar que esa corriente contra la que he peleado tanto tiempo fluya en mí y si me lleva a donde quiero bien y si no ya lo descubriremos.

Creo que aún tengo demasiadas lágrimas y lo justo de amor propio dentro de mí para no querer quedarme escondida en un rincón, para querer proclamarle al mundo las cosas tal como me vengan, tal como las vea ser. Y hay quien tiene miedo, hay quien tiene lástima de sí mismo o rencor, pero a mí ya no me quedan. Ya solo me quedo yo. Y no voy a dejar que nada ni nadie me arrebate de nuevo ni me cambie, ni para bien ni para mal. Y aún así cada día cambiaré yo.


Una mañana sonríes sentada en el suelo, danzas por la habitación como si pudieras bailar con él. Pero el día es largo y conforme las horas llegan a su fin te das cuenta de que eres infeliz y no puedes remediarlo. Y no puedes llorar, y no puedes reír, y no puedes huir ni pelear, no puedes sentirte bien ni mal, no puedes centrarte o fingir... sólo puedes dejarte marchar, dejarte morir en un pozo hasta que no quede nada de tí o te saquen. Y aunque no creas en nada lo intentas, das esa prueba que nadie más que tú verá.

Los días cambian, todo vuelve a empezar una noche y acaba una mañana... y no esta mal, pero tu cinta de grabación esta gastada.

No quedan sonrisas
Solo recuerdos


Jommy Nivek
"Hay dos tragedias en la vida, una perder lo que tu corazón desea, la otra conseguirlo" George Bernard Shaw


Hay un camnio de huellas chiquititas hasta donde llego, en algunas hay escritos breves cuentos de amor, en otras grandes elegías o ficciones, muchas estan escritas en sangre, muchas tratan de dolor, demasiadas... Unas pocas brillan como estrellas y se esconden en lo profundo de mi corazón para sorprenderme en mitad de una conversación y darme una descarga eléctrica.
Si me pusiera a contar todas esas huellas no acabaría nunca, necesitaría una vida nueva para contarlas, porque día a día he vivido huellas profundas sin proponérmelo, y la novela de aventuras que quise vivir de pequeña se ha cumplido. Ha habido caballeros, torres y princesas, ha habido guerras y amores, enanos y gigantes, espadas y dragones. En lo alto de una torre se ha oído sollozar y tocar una campana que llamaba a la lucha. En mitad de una tormenta un barco naufragaba y un valiente pirata lo ha salvado hundiéndolo.

Hay incongruencias en todo cuento, en toda historia, en toda vida. Las de la mía no creo que sean distintas a otras. Pero quizá lo que yo he aprendido o he llegado a ser gracias a ellas si sea distinto, quizá he completado una de esas espirales y ahora ese camino de atrás sólo es eso, un cuento, algo que no volverá. Quizás un día me de cuenta de que toda esa historia mágica que he vivido es una suerte de recompensa por los golpes, y haya sido lo que haya sido de ella lo importante no es la historia en sí, lo importante soy yo. Que ha dejado de ser prioritario ganarse el cielo o el infierno, saber más o tener la fuerza de un titán... que lo que realmente válido no es qué soy, sino ser lo que sea que soy, sin pelearlo
Ves un camino marcado: NO LO SIGAS.
Ves las cosas de tu pasado: DA LA VUELTA.
Si quieres cambiar tu camino solo salta, si quieres correr tira y vuela, sé tu propia estrella, no te dejes llevar a cada paso que des, revélate, pelea con todo lo que tengas, porque la vida no da muchas vueltas, la vida no te deja pasar dos veces por el mismo lugar, nunca. Este momento es único. Justo este. Se fue. Así funciona la vida. No quiero seguir viéndola pasar.

Todos, levantad las manos, todos cantad, seguid el ritmo, todos desfasad, bailad hasta que cada milímetro de vuestro cuerpo se agite. Y seguid, hasta que dejéis salir todo lo que tenéis dentro, hasta que duela. Que cuando vengan a por nosotros ya no estemos, que cuando quieran que seamos sus máquinas de producción perfectas les responda el silencio.


There's not so much satisfaction in knowing
But there's freedom


Jommy Nivek

(14)

-Puedes provocar el cielo y el infierno con sólo mirarme con tus enormes ojos y suspirar un instante, ¿lo sabes?

Ella seguía mirando hacia otro lado tratando de tragarse las lágrimas, pero yo sabía que lloraba y no entendía porqué tanto empeño en ocultar que era de carne y hueso, porqué tenía que parecer siempre la chica que podía con todo. Rompiendo siempre el cliché de que era chiquitita y vulnerable una y otra vez hasta destrozarse de verdad. Ella debía arrasar con todas esas ideas y sonriendo mirar al ifinito. Tragarse el mundo entero en un suspiro, apretando fuerte el paso, segura. Agarrar el ojo de la tormenta y aplastarlo sonriendo, y si para eso debía morir en el intento lo haría. Esa actitud me daba mucho miedo siempre.

-¿Qué te dicen ahora mis ojos? -preguntó girándose hacia mí.

Durante unos segundos contuve la respiración y traté de fijar su imagen en mi retina: el pelo enredándosele alrededor de la cara,los rizos corriendo despavoridos surcando el aire, salvaje; los ojos húmedos y abiertos, rodeados por surcos oscuros de rímel; los pómulos sonrosados de rabia y de frío, resaltando como dos luces enormes sobre el fondo pálido; el cuello estirado, la barbilla apuntando al cielo, altiva, desafiante; la nariz dilatada vibrando imperceptiblemente, y aún así tan pequeña...

Me incliné hacia ella invadiendo su espacio, obligándola a echarse hacia atrás algo sorprendida.
-Dicen que te bese.

Y la besé sin parar, durante minutos interminables. Ella al principio fingió retorcerse, yo fingí que me importaba. Pero al final nada era real. Su boca seguía siendo mía, mi corazón era suyo, y aunque a veces pareciese una broma, algo destinado a fracasar, un absurdo... sin ella no quería respirar, no quería sentarme a ver la vida pasarme por delante. Sin ella la vida volvería a ser otra vez la misma puta procesión de días sin nombre, de lugares sin luz. La necesitaba, punto.


Jommy Nivek

Tatuajes invisibles

Si pudieramos posar los labios sobre las heridas que nos inflingimos y curarlas, si un bálsamo se extendiera sobre nuestras pieles al contacto de nuestros cuerpos y todo pudiera quedar atrás descubriríamos que en el fondo, aunque no podamos cambiar lo de atrás, podemos mejorarlo. Siempre lo he creido, siempre he dado la oportunidad de cambiar el daño que se me ha hecho y he esperado tenerla. Ahora no sé si espero.

Ahora sólo siento un océano en calma, un vacío... y a lo largo de las horas tus palabras reverberando, deslizándose sobre cada resquicio, cuidándolo, deseándolo, haciéndole el amor a pasos lentos... Al poco todas ellas se van desvaneciendo silenciosamente y mis ojos empañados ya son viejos. Quizá en la oscuridad nadie nos vea y entre árboles o sábanas pueda robarte un beso, quizá nada nunca pase y los dias sigan copiándose como impresos... quizá todo cambie. A veces me sorprendo a mí misma dándome cuenta de que no sé nada, aunque siempre quiera saberlo, y que poco a poco el futuro incierto me parece una promesa de dolor en alguna parte.

Aún a pesar de todo miento, me pongo la máscara de divertida e indiferente y paseo por el salón de la vida fingiendo que todo va bien, y así algún día ocurra que vaya siquiera. Aún a pesar de todo me siento cobarde mientras aparento ser la puta cara de la felicidad y el optimismo; puede que de ese modo la tormenta calle.


Si encuentras un sol que te ciega no lo apartes, morir en sus brasas es mejor que morir congelado y a oscuras.



Jommy Nivek

Mañana llegará pronto

Porque cuando llega la noche, cuando llegan las cosas buenas y las malas siempre marcas un número, envías un mail, un sms; y siempre esperas que al otro lado una voz responda y te calme, leer unas palabras de consuelo, sentir un abrazo inesperado. Y cuando llegan esas cosas, cuando sientes que tienes un lugar en el mundo, un amigo, un apoyo, sólo puedes sonreír. Dan igual los fallos, los errores, da igual que a veces la caguemos o seamos bordes, da igual que hagamos daño... lo que importa no es lo que hemos hecho si no lo que hacemos por recuperarnos, por curarnos, por avanzar.
Hubo un tiempo en que pensé que los amigos no debían fallarte ni herirte, que los amigos tenían que ser siempre fieles y hacer las cosas de modo que te hicieran sentir bien pasara lo que pasase y se preocuparan de tí. Ahora creo que los amigos de verdad siempre te fallarán, que siempre habrá malentendidos, meteduras de pata, peleas y gritos... pero que después vendrán a salvarte, te escucharán, te dirán lo que nadie más te dice, para bien y para mal, estarán contigo hasta cuando no los quieres cerca, y a veces cuando los necesites no aparecerán, o sí, quién sabe...
Los amigos no son perfectos, y no por ello debes dudar de ellos o esperar, pero si alguien que te hiere se para junto a tí, te mira, te ayuda, te levanta y te cura las heridas (incluso las que él mismo te inflingió), entonces ten por seguro que es una de esas joyas raras que debes guardar en el baúl de los tesoros.
Si alguien te hace sentir que merece la pena estar aquí, entonces no tengas miedo de agacharte y ayudarle a levantar, de decirle lo que pienses aunque pueda sonar mal, de animarle, de perseguirle para verle en contra de las rutinas o lo que sea, en contra del orgullo, de los prejuicios, del olvido.

Por las noches que amamos en silencio
Por las noches en que nos sentimos vivos
Mañana llegará pronto


Jommy Nivek

Don't mess

No se puede convivir con alguien que necesita del dolor ajeno para sobrevivir, no se puede amar a alguien que te quiere desgraciado, porque al final lo serás... no se puede querer a alguien que se cree tan poco, con tan pocas posibilidades, que en vez de avanzar y crecer se encierra para soñar, se encierra creyendo que algún día volará... Pero para volar hay que entrenar, hay que caerse y fallar. Es más fracasado el que no intenta y se queda frente al ordenador tachando cosas en una lista sin sentido que el que aunque no consiga nada sigue peleando una y otra vez. Por eso sé que yo gano, por eso no necesito probar que estoy en lo cierto, solo lo estoy, lo siento.

Y algún día tú lo sentirás... y espero que entonces tus teorías sirvan de algo, pero no lo creo. Seguirás siendo débil, pusilánime y corrupto hasta en lo más hondo por esa necesidad de hundir a los demás para que lleguen a la altura del fango donde te sientes. Pero conmigo eso no se puede...


Jommy Nivek
(encontrar videos de esta canción es una odisea)


Tu que dijiste the end
Yo que dejé el telón caer

Y mientras entro en la habitación y enciendo un cigarro me miras, y a veces siento que esos ojos que se clavan en mí observan algo que esta más allá de la piel, que llegas dentro, tocas mi corazón, lo estrujas, que eres capaz de diseccionar cada sentimiento, cada gesto, cara latido de mi corazón... Veo como llegas a la misma conclusión que todos... que sólo soy otro de esos perdedores sin alma y me encojo, porque no has visto nada.
Una y otra vez la vida sigue siendo la misma, y yo te devuelvo una mirada fría que nadie puede interpretar de verdad, porque no te odio, porque no te desprecio, porque muy al contrario: me siento despreciada por tí, porque me odio por ser así. Me revuelvo incómoda, aspiro humo y lo lanzo al espacio dejando marchar la ira con él... aunque no siempre puedo.
Pero una y otra vez tú serás tú, me volverás loca, seré un juguete más en tu construcción de lego, esa que quiere llegar al cielo, esa que no sabe en qué dirección va pero cree tener un destino. Y lo entiendo, no es que no lo entienda, es que yo no puedo vivir en un castillo de arena, es que yo me cansé siendo muy pequeña de soñar que alguien me rescataría del mundo... y desde entonces solo conozco a un salvador y es a mí.

Y no soy como quieres que sea, y no soy como crees que soy, y no soy quien los demás piensan, pero una y otra vez me cansaré de repetirlo y no tendrá sentido... me cansaré de explicar que muy en el fondo siento, palpito, lloro, no duermo... que amo, que aun así no tengo nada que ver con el resto, que jamás conoceras a otro yo... Y eso puede ser bueno.
Pero yo no puedo librarme de mí, yo tengo que saber sobrevivir tal y como soy, peleé porque entendieras que después de tanto engañarte dirigiédote hacia lo último que te haría feliz, eres consciente de cuánto te has equivocado y puedes dar la vuelta... Yo no me equivoqué. ¿Cómo soluciono eso?

Porque todos fingen, incluso yo.
Pero ya podemos todos dejar de fingir felicidad, esperanza.
Ya puedo volver a vivir sin sentir.

Wicked



Quizá así por fin pudiera sacarte de dentro, quizá así quedaras como el aire, expuesto al sol, a los defectos, al paso del tiempo... podrías corroerte y deshacerte, podrías pulverizarte como cualquier otro recuerdo y quedar escondido al fondo de mi mente. Porque de veras quiero volver, quiero extender mis brazos y tratar de negar lo innegable, tratar de llegar hasta el punto inalcanzable de tu voz en mi sistema sin alterarlo, de mis ojos en tus ojos sin amor y fuegos artificiales.
Voy a luchar contra todos los imposibles y a lograrlos... es lo que esperaré de mí misma siempre.

Y caer una y otra vez entre el recuerdo de tus brazos, tratando de desafiar la gravedad.


Jommy Nivek

Contigo

15 de Octubre de 2010


No hay sueño suficientemente lejos contigo.
No hay noche que no sienta que me caigo y me estrello.
Pero no hay mañana que no vuelva a nacer, no hay despertar a tu lado que no sea la cosa más dulce de mi vida, no hay emoción lo suficientemente intensa que no le siga otra aún mayor.
No hay rencor que no dure ni cosa que no nos perdonemos.
No quedan muros que impidan que saltemos en los brazos del otro a mitad de vuelo.
No hay mariposas, ni ansiedad...
Ahora sólo tengo tenerte, ahora solo tengo sonreír, discutir, mirarte, caminar, reirnos juntos, gritarnos juntos... querernos... sin más.

Incluso cuando parece que ya no sirva de nada intentar, incluso cuando habría apostado por nuestro irremisible final.


Jommy Nivek

Never heard such a story

Hay días que levanto como si no levantara, días que aunque camino y hago cosas es como si siguiera tumbada en la cama, pensando, sintiendo, dejando que mi cuerpo se sumerja en un estado extraño en el que la vida y el presente tienen poco sentido y solo sirve lo que esta ocurriéndome de puertas para adentro. Algunos creen que es depresión, yo sólo puedo sentirme catatónica, como si el mundo a mi alrededor dejara de importar, como si lo único que valiera son las constantes divagaciones de mi cerebro, las series, las guarrerías que como, mirar la luna por la ventana mientras me fumo un cigarro, la soledad, el silencio. Estos días pasan dejándome atrás, como si no bastaran, y mi ánimo inevitablemente recupera el curso real y se une de nuevo al mundo; y entonces los añoro.

La capacidad de aislarme, la capacidad de mirar por horas una imagen y segundos después no recordarla, la capacidad de ensimismarme, de concentrarme hasta la ceguera. La extraño. Porque la mitad del tiempo el mundo para mí no merece la pena.

Porque dentro de mí, en mi cabeza, las cosas cobran un sentido nuevo, se cubren de luz, las entiendo.
Pero fuera, fuera nada tiene sentido ni luz.


Nunca he escuchado nada parecido a una historia que sobrepase ese estado, que vierta agua limpia y dulce sobre las sedientas bocas de los hombres que aún creen en el amor y esas cosas


Jommy Nivek


Podría ver a lo lejos, como la playa de tus sueños, esa madrugada de la que tanto hablabas... dejaría pasar los días de luto en noches bajo las estrellas, dejaría encendidos todos los faroles de mi fachada para que la reconocieras. Te abriría un caminito hasta la cama, hasta los antiguos sueños que me contagiabas, donde nada era solo fantasía sino un futuro por recorrer...

Y ahora que el sueño se evaporó, y ahora que de tiempo andamos los dos generosos, podríamos pararnos a pensar que las cicatrices algún día sanarán, que se acabará algún día los secretos... que no tenemos que enfrentarnos cuando quizá pronto estaremos lejos mirando hacia el cielo, los dos.

Y ahora que mi paciencia se perdonó, y ahora que ya no quiero más futuro que los pasos que yo llevo, que mi compás de tango, ahora que ya no tengo la fuerza de coordinarlos contigo aunque lo quisiera, mucho me temo, que me cansaré de ser ese pequeño e inútil bastoncito que quieres usar para ponerte en pie... Que me cansaré de ser ignorada, que me cansaré de que en el fondo quieras tener enfrente a otra persona, que me cansaré de como siempre no ser suficiente...

Si se callase el ruido... quizás no llegase a oir nada

Por qué tanto drama

Estoy cansada de las pequeñas historias sin sentido, de hablar sin saber, de no saber nada, de la gente que se siente tan sola, tan patética, que tira de los demás, que tira de lo que no saben, que tira de manías y de chismes... Estoy cansada de defenderme, de pensar que hay amigos al otro lado de una linea y ver que no existe esa conexión, que ya no queda nada. Estoy cansada de perder, de perder lo que más me importa sólo por tratar de vencer, por tratar de quedarme en pie, de ser fría... para qué?

Y cuando cojo el teléfono, cuando hablo, cuando estoy aquí... sigue siendo tan invisible como al principio, sigo siendo demasiado pequeñita y todo lo malo demasiado grande... las caricias, aunque sean millones siempre son menos que un golpe, siempre significan menos, y estoy cansada de que para mí no sea así y sea al contrario, de perdonar y dejar que las heridas cubran mi cuerpo, de seguir adelante a impulsos pequeños y que tiren de mí. No quiero. No tengo la paciencia que aparento.

Yo quiero ser como las mariposas desde pequeña, ser libre, tener un sueño, volar y sonreír, no mirar atrás, no tener nunca nada de qué arrepentirme, tener alternativas a la ira, tener alternativas al rencor, tener recurso infinito al perdón. Ser todo lo infeliz que me apetezca una noche y sonreír al día siguiente, porque mi vida es corta, porque no quiero pasarla en derroches absurdos o en dolores. Y en mi campo de flores siempre habría esa gente, mi círculo de mariposas amigas, mi círculo de felices luces de colores, el que llevo siempre dentro del corazón y que no muta, que no puedo hacer mutar, aunque nadie lo entienda, aunque yo tampoco acabo de entenderlo del todo.


Jommy Nivek