viernes, septiembre 10, 2010

Let it go

Tus brazos a los lados que sólo pesan y ya no dan cobijo
La sonrisa que se ha desdibujado y ahora sólo piensa
El dolor que atraviesa la garganta e impide tragar las palabras que no podrías decir...
El llanto que se derrama sin que seas consciente y va bañando tu cara

Querer rebobinar o confesar lo inconfesable
Reparar el daño que no hiciste y el que sí
Saltar una distancia incalculable
Tratar de perdonar lo imperdonable
Meditar sobre la ausencia, la necesidad, el sexo, los desaires
Tener el don de la empatía y que no baste

Porque a veces es demasiado el daño y la intolerancia a la agonía
Te reconcome la sarna que de otro modo no aparecería
Pero él está y todo cesa, ya no es importante
Él está y apagas la luz de la cordura
Un acordeón suena a lo lejos y en sus ojos ves la luna
Crees que el mundo a vuelto a su lugar
Puede que hasta creas que lo has recuperado
Y puede que así sea
Pero de pronto un retoño llora en tu corazón
Y se enciende el piloto de amor propio
Bulle en tus entrañas un frío y un calor incompensables
Mientras ves ante tus ojos la única prueba que requieres
Para terminar con la farsa cuanto antes
El odio no se gesta en una noche
En un sólo y aislado acto
Se gesta en las acciones invariables
El los atropellamientos
En las falsas verdades y la traición
En la alevosía de los actos y la deliberada tragedia
En las fingidas lágrimas que hube de escuchar
En el consuelo que creí merecido y ya no percibo a penas un gracias

He decidido no odiar y sólo dejarte
Abandonarme a las lágrimas esta noche y decirte adiós sin más preambulo
Olvidar con el tiempo que te he querido
Que creí una vez que tú me querías