miércoles, agosto 25, 2010

(13)



-¿Puedo contarte una historia?
-¿Real o ficción?
-Creo que fue real, al menos lo fue para mí.
La miré un instante separando los labios para reírme... pero no pude, su gesto estaba congelado, sereno, como si tratara de recordar algo lejano, como si no estuviera aquí, como si nada estuviese aquí ahora mismo. Sólo el humo constante se movía alrededor de sus ojos, inmóviles y vulnerables.
-Si claro... cuentame
(...)
-Cuando acabé el instituto estaba rota, de esas roturas que crees que jamás podrás coser. Y no pude empezar a recuperarme hasta mucho después de conocer a aquel chico. Igual por eso lo asocié... creí que nuestras vidas se habían unido para que yo me salvara. Pero con el tiempo creo que fue una prueba que la vida puso en mi camino para que no me quedara quieta, para que no pensara que había acabado, que ya había hecho todo lo que tenía que hacer... porque cuando te repones de toda una vida no puedes hacerlo solo del pasado, tienes que reponerte de tí mismo, tienes que aprender a andar de nuevo.
-¿Eso quiere decir que no le querías?
-No entiendo porqué a los tíos solo os importa eso la verdad... Claro que le quería, le quise más de lo que podía admitir, pero fue una prueba que no superé, fue la prueba que me hizo darme cuenta del camino que me quedaba por recorrer realmente, yo que creía estar de vuelta de todo.
-¿Y lo has recorrido?
-Creo que es uno de esos caminos que nunca acaba.
-Todos los caminos acaban.
-Puede ser.
-¿Qué pasó con él?
-Se desvaneció una noche en el aire, después de sufrir mucho, después de muchas noches de mierda, hubo una que me abrió los ojos y me golpeó con el peso de todas las cosas que me había dejado de decirme a mí misma. Hubo un acto que me demostró que no tenía que seguir sintiéndome responsable de su suerte... porque había sido mala persona, le había hecho cosas de una magnitud que creo que nunca pudo llegar a imaginar, y creí que por todo lo que había pasado debía perdonarle. Que debía perdonarlos a los dos. ¿Crees que es importante perdonar?
-No siempre
-Ya, ahora lo veo así pero antes me costaba. Antes siempre me sentía culpable si no era capaz de perdonarlo todo, porque esperaba encontrar a alguien en el mundo capaz de perdonarme como soy.
-Creo que has hecho muchas cosas malas en tu vida, como todos, pero sentirse culpable por no ser perfecto es una putada, porque por muy buena que seas siempre te sentirás culpable. Si le hiciste daño pide perdón, pero no quieras hacer penitencia.

Y volvió a recostarse contra el sofá encendiendo otro cigarro. Yo supuse que era aquel momento en que se encerraba en su silencio y comenzaba a pensar, y aunque la historia me había hecho sentir triste y odiaba a todas las personas que la herían, lo cierto es que no pude dejar de sentirme feliz por estar cerca de ella.



Jommy Nivek

No hay comentarios: