sábado, junio 12, 2010

The call

Hay una llamada que siempre se realiza cuando necesito gritar al mundo, y grito y grito una vez más en tu oído, y tu, al otro lado, entiendas o no lo que digo, escuchas y respondes: que quieres hacer con tu vida? Y yo me quedo pensando, porque muy en el fondo, a veces, no consigo vislumbrarlo.



Y tu dices que esa llamada es el momento más tierno de tus días, y yo reconozco que es el más vergonzoso... ojalá no me viera nunca nadie así. Pewro en el fondo es lo único bueno de todos estos kilometros, no tengo que aparentar nada para ti...

Mientras tanto, la aguja y el hilo no me dan en los remiendos del mapa de mi corazón, del mapa de mis días. Y todo lo que no puedo decir ya desborda las paredes de mi cuarto, que suena a sielncio, y recuerdos de risas, y recuerdos de llantos