martes, abril 13, 2010

... (05) y reflexión

Ella se sienta siempre a mirar al infinito, y parece que todos los demás nos esfumaramos en el aire, es como si nada importase... nunca jamás.. Sé que dentro de su cabeza las cosas no funcionan como funcionan en el mundo exterior, sé que siempre será una mariposa indiferente, ajena al mundo.
Cuando sus ojos se posan en mí con cara seria tiemblo por dentro, siempre creo que ese será el día que me deje y se marche de mi vida, y yo no volveré a verla, y seré por siempre todo lo que ves, este infeliz de mierda que fuma tabaco barato y bebe más de lo que debe, tratando quizá de olvidar que es un fracasado.

Y ella me mira y me sorprende con sus ojos enormes y pregunta: ¿Por qué estás conmigo?




Siempre me he preguntado lo mismo una y otra vez. Siempre he intentado todo con demasiada fuerza. Ahora no sé ya lo que mi corazón dice o deja de decir, sólo sé que cuando estamos hablando y la cosa empeora deberíamos parar y hacernos recordar porque seguimos hablando... lo hacemos porque aun nos queremos, aun nos importa, digamos lo que digamos es que aún, en el fondo del corazón seguimos guardando la esperanza de alcanzar un sueño que nos parece imposible, un sueño que nos duele y nos atormeta, del que querríamos huir a la realidad, para evitar más dolor. Pero no funciona.

Y en ese momento sólo debes decidir seguir hablando hasta quedar mudo o cruzar la puerta y abandonar la habitación para siempre.


Jommy Nivek

No hay comentarios: