miércoles, marzo 24, 2010

Have fun mini Larra

No gusto de compartir la pasión de mis conciudadanos por la vida pública ajena, no hay día que no lamente profundamente cada tertulia que llega a mis oídos de forma involuntaria, procedente de cualquier viandante. Me exaspera enormemente la importancia del asunto para la sociedad. Cuánto más si se trata de un amigo.
Trato de no ser impertinente y desviar miles de conversaciones hacia campos más amenos, pero parece que no llega otra cosa a sus secas seseras que no sea el hablar de todos y ninguno a un tiempo.
-Que si Fulanito ha hecho esto.
-Que si Nosequién ha dejado a su mujer y a sus hijos en la ruina.
-Que si mientes tú, que si no yo más y se acabó la historia.

¡Ay si deslenguasen a quien hizo por primera vez de correveidile! Que de ahí es de donde emanan éstas barbaridades. ¡Más que seres humanos gallinas diría yo! Todas esas mujeres, que bueno, siempre ha sido cosa de mujeres chismear, pero, ¿y los hombres? Lo mismo, parecen comadres en jarras a las porterías, de ventana en ventana, a grito pelado o en susurro. Y siempre la misma serenata.
-Que si Menganito viste asá…
Que no digo con esto que mujeres y hombres diferentes. Cada uno a las mismas puede, pero yo que pensaba que en eso de no chismear lo menos habían adelantado los unos por los otros y ahora con la igualdad la cosa se nos vuelve del revés. Todo siempre tierra ganada, tierra a perder.
Y yo me pregunto: ¿Y a ustedes qué les importa si Fulanito, Menganito, Juana, Pura o Asunción, hacen, deshacen o enredan? ¡El caso es darle a la sin hueso que es un gusto! Si el mismo empeño pusiesen en estudiar, trabajar, ser hombres de provecho para sus vecinos, no digo ya para su país, que también; pues otro gallo cantaría. Este sería lo que llamaríamos otro país. De costumbres se edifica uno en los cimientos, y cuánto más abajo mires más podrido.
Porque no hay día que no lo oiga. No hay día que no me acompañe el runrún. Si hasta en periódico serio, ¡por amor de Dios!, hasta ahí tengo que leer cada día el chisme de boga.


Jommy Nivek