jueves, febrero 25, 2010

Little sirter doll

Hoy mientras volvía a casa he visto el tiempo... absolutamente. Cómo todo ha pasado a lo largo de los últimos 5 años con una velocidad muy superior a la de la niñez. Una rápidez que no puedo explicar, pero que he visto, como un fogonazo increíble donde no han dejado de pasar cosas que han acelerado otras y así sucesivamente en un remolino en blanco y negro. Y me he puesto a cantar little sister sin recordar realmente la letra, así que en cuanto he llegado me he puesto a escuchar y la he sacado ^^



Y sí, a veces va todo demasiado... demasiado. Y nos perdemos, nos enredamos, nos enamoramos, caemos presos de promesas, de sentimientos, de horas, de silencios, caemos presos de las palabras, de las raices de las cosas, del pensamiento. Y cuando nos pasamos horas y horas pensando sobre ello se crean agujeros en el espacio que te permiten visitar tu vida tranquilamente y descubrir cómo comenzaron las cosas al principio. He viajado al principio de muchas cosas últimamente, no por vivir en el pasado, no lo deseo, si no por analizar las circunstancias, y creo que mi vida ha dado demasiados vuelcos y ha perdido su esencia...

Así que aquí estamos Rey, volviendo a los inicios, a las tardes bailando en mi habitación con una camisa vieja, girando hasta caer redonda al suelo, sonriendo como si jamás nada hubiese pasado, sonriendo como si acabara de nacer.
Porque a veces, preferiría estar muerta, y otras, sólo, poder empezar de nuevo para aprender más, y sobre todo, para aprender a aprender sin que duela tanto, dejar de aferrarme a mi forma de ser y de pensar con tanta fuerza. Dejar de concederle el valor máximo a lo que soy, por mucho que me haya ayudado en la vida, por mucho que me haya protegido. Porque lo cierto, es que, ahora mismo, necesito cosas muy diferentes a protegerme del mundo, necesito quitar definitivamente esa capucha de mi pelo y poder sonreírle al sol mientras sigo girango y girando con la música

Como las bailarinas de las cajas de música

No sé realmente qué hay de relativo en el mundo, pero vivid cada maldito momento, ya sea bueno o malo, saboreadlo. Yo lo he hecho y probablemente sea el motivo de que tenga poco de que arrepentirme.


Jommy Nivek

No hay comentarios: