viernes, enero 01, 2010

FELIZ 2010 Día 3



Tengo el estómago encogido desde que he empezado a contar días sin tí, duele demasiado, sabes?
Y Nochevieja, qué puedo decir? Con mi gente rodeándome para darme fuerzas es más fácil mirar al mundo con ganas, y aunque siga doliéndome y la angustia siga ahí, es menor, ya no hace falta seguir llorando. Ahora hace falta levantarse y pelear con fuerza y si no lo sonsigo seguirá sin ser el fin del mundo, y tendré que afrontarlo aunque me corte el aire. Solo son dos pasos hoy y así, cada día, dos pasos por seguir, dos pasos por vivir mejor, por dejar de odiarme, por mejorar.

Me he acordado de cosas mientras estaba en el pueblo, mirando a mí alrededor, viendome circular por allí más pequeña, caerme una y otra vez, y a Moli casi siempre cerca levantándome. Cada día era una aventura o una pesadilla, aún no sé porqué. Y me hacía feliz que así fuera a pesar de todo, porque tengo alma de guerrera y cosas que otros pasan toda la vida buscando. Así que con el vaso número x, a punto de darme algo porque ya era demasiado whisky, y mirando a los ojazos enormes y verdes que tenía en frente, supe de sobra que tenía una misión, un propósito de año nuevo, no de esos que escribes en un diario, hubiera dado igual si hubiera sido 5 de agosto. Recordé máximas, esas leyes que son mías, de mi moral, y que por alguna razón he ido borrando con el codo mientras me dibujaba formas de huir de toda la mierda que me caía encima. Eran importantes entonces y lo son ahora, quiero recuperarlas y cumplirlas, quiero ser ésa parte buena que mis niños ven en mí siempre, y evitar que el otro habitante de mi cuerpo, ése que utilizaba para pelear y huir, pueda volver a tomar el control de mi vida.


-No puedo evitar el daño que ya he hecho, sólo puedo curarlo.

-Cometo y cometeré siempre errores, aunque no sean los mismos. Soy humana, aunque no siempre quiera dejar que se sepa.

-Arrepentirse nunca cambia el hecho de haber hecho algo mal, pero arrepentirse y querer cambiarlo es lo único que se puede hacer, no se puede borrar el pasado, sólo difuminar las esquinas que se clavan en la piel.

-Pero saber cometer errores, reconocerlos y arrepentirse, cuando realmente se arrepiente uno, sólo es el principio. Hay que querer realmente ser mejor para uno mismo y para los demás, sino, la esperanza y la intención de cambio no son suficientes. A mí la vida me hizo como soy en muchos aspectos, y no puedo evitarlo; pero no por eso dejo de poder cambiarlo.

-En esta vida nada es irreparable salvo la muerte

-Y si algo no se arregla es simplemente porque no se intenta o requiere más esfuerzo del que se esta dispuesto a comprometer. Es algo así como un: no merece la pena. Y siempre es triste.

-Aunque no me exprese, sigo queriendo que me quieran y me conozcan por dentro, como cualquiera.

-No me importa sufrir a manos de alguien que amo, al final, la vida muchas veces es mellarte el corazón, no ya por aprender, no hay motivos para que la vida de asco, pero sí que hay caminos que se abren, perspectivas nuevas, y hasta que no llegas a ellas no sabes nada. Por eso hacer las cosas mal, perder, muchas veces, es el inicio de algo más grande, pero hay que estar preparado para quererlo y afrontarlo.

-Ser sincero con uno mismo en la medida de lo posible es la única vía mentalemente saludable. Yo me miento a mí misma tantísimo que a veces dudo de todo, supongo que engañándome me hago ciertos momentos más cómodos; pero al final, cuando explota la máquina y me digo la verdad, duele mucho más.

-El rencor y la ira hacen daño. Soy una persona de personalidad indignable, pero puedo asegurar que la ira sólo te hace perder fuerzas, amigos, familia, desgasta emocionalmente, no tiene ningún fin, hace más daño al que la esgrime que a quien toca, pero hace daño a ambos, y es innecesario del todo.

-Hacerse daño a uno mismo y fingir que nunca duele nada no sólo te vuelve insensible para lo malo, también te vuelve frívolo, y con el tiempo ya no puedes distinguir quién eres si el monstruo o la víctima. Eres ambos y no caben los dos en tu cuerpo.

-Por eso, después de recordar todas estas cosas, que ya sabía, después de coger fuerzas para todo, he decidido que quiero hacer de verdad el esfuerzo final que empecé hace dos años y dos meses, más o menos. Voy a librarme de todas las taras que tengo, aunque eso cambie cosas de mí que me gustan, no voy a permitirme continuar con el daño gratuito, los gritos, las lágrimas y la angustia o los ataques de ansiedad, se acabaron.

Así que mi único propósito de verdad, por un año, es hacer algo bueno por mí: elegir luchar por cuidarme y cuidar lo que quiero. Y seguir en ese punto en el que, aunque sea lejos, siento que hay una masa que me rodea y me dice: "sonríe guapa" o "te podías morir, te odio" con una sonrisa, que significan te quiero muchísimo, como yo a él.

El 2009 me deja horrores y errores, cosas muy jodidas y cosas hermosas. Pero hay que quemarlo. Ya pasó. Para mí hoy empieza algo más que un año, empieza mi vida de nuevo. Y YA ME HE CANSADO DE MIRAR ATRÁS. Atrás no están las respuestas, las respuestas las tengo yo dentro de mí, aunque me cueste llegar a ellas.

Y pasaré a tu lado el tiempo que me dejes, como dejes. Y si no dejo de intentarlo, es porque te quiero por tí, te amo, y también porque lo necesito por mí. Y si eso es un delito o un descaro lo lamento, pero ya he dicho una y otra vez que soy sincera con lo que pienso y lo que siento. Y si dejo de intentarlo será sólo porque sepa que te duele demasiado.
Y ojalá pueda arreglarlo la verdad, ojalá no tengas razón y sea posible, no quiero perder la esperanza nunca más, es importante. Quiero seguir ahí cuando te hagas daño, quiero seguir ahí cuando necesites escapar, quiero que me quieras lo suficiente para dejarme reparar todo lo que he roto, porque sé que puedo, sé que tengo fuerzas para hacerlo. Y me da igual hasta que punto de tu cariño o confianza pueda recuperar mientras peleo por ello. Peleo por mucho ahora mismo y sé que puedo contigo a mi lado aunque no sea igual de cerca. Porque te amo lo suficiente para dejarte ir, pero no siento que deba hacerlo.

Así que Feliz Año y que la suerte me llueva encima por favor, porque necesito mucho viento a mi favor para llevar este barco, pero sea como sea, lo haré. Porque mi único propósito soy yo y quererme a mí misma de verdad.


Jommy Nivek

No hay comentarios: