viernes, noviembre 20, 2009

Another way to say no

-Another way to say I'll be there despite of you, maybe U wish me to go, but I wont.



-But, could you listen? Could you understand me? It is not the way to find a place to stay, it is the way just to world-around-travel. I can reach that point you could never offer and thats making me wonder if its not a sign. If I got used to be fine all my life without you it is just a normal situation to not miss you after the day you'll say goodbye.

Pero las situaciones, ¿cuándo son normales? Hoy ha sido un día neutro en mi habitación, rodeada de mis cosas, de mi música, de mis pelis, de mis gestos, del olor de mi ropa, la pared azul Disney, mi gata, mi madre. Hoy no puedo decirte cuánto te quiero sin cinismo.
He roto muchas promesas las últimas semanas, he mentido demasiadas veces, me he escusado constantemente y he lamentado tenerte. Solo soy la chica de la flor y el sombrero que pasea siempre sola por Madrid, leyendo, teniendo frío y no sintiéndolo, caminando, flotando, bailando, riendo. Por el mundo que es sólo un paisaje, por los extraños que me cruzo y ya conozco, por las flores que se marchitan en verano o las que lo hacen en noviembre. Caminando como si ya supiese todo, como si ya nada me importase y aún lo hace, cómo si no tuviera nada nuevo que tener y querer, aunque...

La niña que siempre he sido, ésa que mira desde el fondo de mi corazón con los ojos muy abiertos, la que aún se sorprende de todo y tiene un corazón cálido y amable; me ha contado cómo le gustaría parar esa soledad y sentarse a tu lado para siempre. Ya no sé qué importancia tiene lo que piense ella. No es su momento para volar fuera, nunca lo será. Este no es el mundo que la merezca, aquí no hay nada en que pueda confiar salvo en mi fuerza para rescatarla y portegerla siempre.
Si fuera su momento iría hacía tí, auqnue tuviera que saltar miles de obstáculos y te abrazaría, cuidaría de tí, aunque no supiese en absoluto cómo, y jamás te dejaría ir. Pero, ya qué importa. Ya no soy ella en realidad, la he separado de mi físico y mi conciencia, soy capaz de escucharla aún, pero sólo si lo deseo; y aunque la oigo aporreando su jaula para alzar la voz y protestar, lo cierto es que yo me quedé con el control de este cuerpo. Yo, la que se hizo dura después de toda una vida a base de palos, la chica que no se permitió nunca llorar, mientras esta niña dulce de ojos llorosos no la permitía nunca hacer daño. Y la frustración me ha dado fuerza, y el corazón de hielo me ha dado entereza, y el pánico de los primeros instantes me ha dado reflejos, y los cerdos un rádar para imbéciles, y las ilusiones rotas y encharcadas en sangre motivos para dejar de soñar y crecer a ritmos insospechables.
He perdido hasta la coherencia ultimamente y es por tí. Y es porque no me hace bien estar cerca de tí y de esa forma de ser que no entiendo y me machaca por dentro llenándome de irritación. Y es por todas estas situaciones estúpidas y extrañas, en las que me doy cuenta de que sin tí estaba ya entera y me sentía mejor.
Este no es nuestro lugar. Hemos roto las promesas. Te he dicho que te quiero y es verdad. Te he dicho que lo siento.Y sólo podría decirte que no quiero volver a verte otra vez, pero me miento. No te lo diré, no dejaré que me dejes ir, no dejaré que me dejes sóla para reunirme de nuevo conmigo misma y olvidarme de que la gente como tú aun puede hacerme feliz, y joderme mientras la existencia, aunque lo niegue.

Jommy Nivek

miércoles, noviembre 18, 2009

Esas cosas que ponen de buen humor cuando lo necesitas

Voy de boda y soy feliz ^.^
De verdad xD

¿Mis dos versiones de un vaso a medio llenar? No, mis versiones de como el agua sube y baja con el tiempo, pero nunca apaga la sed, porque eso es vivir, tener sed. Y que si en vez de agua es tequila, siempre será bienvenida.
Enciende tus sentidos, siéntate, comparte conmigo esta taza de café, entiende que cada segundo que escapes de la realidad será un sueño, pero deberás regresar. He construido castillos en la arena y en aire y son vanos. Prefiero ser realista, ahorrar, y conseguir un ático cercano al cielo, para sentir que puedo volar al salir de la ducha, para sentir que puedo olvidar el pasado y ser alguien de cero. Echo de menos el mundo simple y sincero que no me obligaba a cambiar, pero a veces siento que ese mundo nunca existió y lo inventé, porque es una pena que este lugar sea tan frío y nadie se pare nunca a pensar, a entender, a amar. Quiero no ser nadie para nadie, vivir en las sombras, seguir sola, ser mi isla. Quiero mi burbuja y que nadie la transpase jamás. Quiero un piano en la alcoba y sus manos tocando una y otra vez las mismas canciones que me hacen llorar.
Echo de menos los tiempos en que no habia que dar explicaciones ni preguntar. Echo de menos caminar, echo de menos patear hojas secas, saltas charcos, balancearme en un parque, pescar, montar a caballo, resbalarme, tropezar. Echo de menos la novedad. Apagar las luces y que la vida vuelva a empezar.
El reloj da vueltas, lo miro, lo entiendo, lo sigo, pero el tiempo ha perdido importancia y ritmo en mi vida., ahora mis horas las marca el corazón. Voy a abrir las ventanas de par en par, a gritar, porque cuando aparecen esas cosas horribles que siempre te persiguen, esos monstruos que te hacen sentir mal, esas estupideces que duelen, de pronto, en el lugar menos esperado del mundo, ahí estan motivos más que de sobra para sonreir de vuelta y comenzar una nueva senda que nadie más que yo conocerá jamás.
O sí?
Vendrás conmigo?
De verdad?
Lo sabía...
Siempre he sabido que a la hora de la verdad, vendrías ^.^
I know who I want to take me home...
I want you to make home of mine

Jommy Nivek

lunes, noviembre 16, 2009

Todo duele y deja huella

La historia perfecta de por qué los grandes amores son trágicos, y de por qué por perder las cosas o ser imposibles, las deseamos más.

Necesitar tu mano en mi cintura, tu olor alrededor de mí, tu boca en mi cuello y otros dos mil milagros para creer que de verdad te tengo y estás aquí. Porque una vez tras otra creo encontrarlo en otro sitio. He tenido tantas veces el mismo sueño, que ya no sé dónde quedo lo que es real. Cada vez que lo pienso huyo y me tiro a olvidar, cuando en el fondo eso, sólo te alimenta; de forma que vas creciendo en mi interior, pero nadie puede verlo.
Y tengo oportunidades, tengo segundos de felicidad pura, sana, de risa de la que tú sabías arrancar, sin sus correspondientes lágrimas, sin cortes para la publicidad. Y tengo días en que soy absolutamente dichosa por mil motivos o por uno. Sin tí. Y me aferro a vivir así, me aferro a poder y querer querer a alguien q me quiera y me pueda querer. Al otro lado de un océano de escusas tus oídos me esperan, y lo sé. Todas las células de mi cuerpo me dicen que me amas. Pero en este lugar que es mi vida, mis manos han aferrado otras y quieren volar. Y aunque me prometí no volver a intentalo, aunque pensé que cualquier otro distinto sería una pérdida de tiempo, que no podría hacerme feliz e infeliz de tantas formas al mismo tiempo; que ya había tenido demasiado amor y desamor por todas partes, sin venir a cuento; lo cierto es que sólo con su sonrisa pura y sus ojos traspasándome de lado a lado al besar, ya puedo decir que tengo todo lo que necesito para empezar a construir lo que de ningún modo construiría contigo.
Así que le doy alas al corazón, digo adiós de nuevo, y en algún momento del camino, volveré a entregar a ciegas cada partícula de este cuerpo a alguien que no haya demostrado aún, como tú, que me pueda amar sinceramente. A alguien que no es un sueño, que este cerca para demostrarme todo lo imperfecto que es, que este cerca para que sera todo cierto. Para que haga el camino y el dolor real.

Jommy Nivek

Your tears don`t fall they crash around me, her conscience calls the guilty to come home....

No sé qué es esta niebla gris que me rodea y no me deja ver qué quiero ser, qué quiero saber, en qué cama quiero dormir esta noche. Quiero despertar en mitad de un sueño y mirarte a los ojos, besarlos, abrazarte. Y aún así, qué es lo que me detiene? Qué me lo impide? Puede que sea esta imagen una y otra vez, de cómo la culpa y el dolor regresan para atormertarme. Siempre hay algo... De cómo te alimentas de mi para crecer en otra persona, de como me hieres para ser feliz y sonries. De las cicatrices de meses de gris y de la lluvia quemándome la piel y arrancándomela. Ahora miro tus ojos y ya no veo el cielo, temo el dolor de estar tan cerca que me duelas y el dolor de pensarte lejos. No quiero quererte ni echarte de menos. No quiero enamorarme de las sombras y las luces de tu mirada. Y aún así te busco, aún así te llamo y te dejo venir a mí y tentarme con tus labios y tu voz. Y aún así lamento cada herida que que inflinjo y cada lágrima que se desliza para romper el suelo.

Siento como me embebo de esta ira, de esta tristeza, de esta lujuría que destroza el corazón y las manos. Siento como los errores avanzan, como en algún momento la vergüenza invadirá cada parte de mi rostro hasta que te sea irreconocible. Y provocaré tristeza, y provocaré un dolor irreparable, y provocaré que mi propio corazón me odie. No sé como dejarte entrar, como sostener tus perdones, como no desear que desaparezca. Y esta voz saliendo de mi garganta como si ardiese y me hiriera, es real, viene de las entrañas que se retuercen pensando que mereces el dolor que pueda provocarte, aunque no pueda perdonármelo. Quiero que me pase un camión por encima y dejar de sentir, y dejar de pensar, y dejar de llamarte entre suspiros entrecortados por el sexo, el dolor, el amor, la locura, la culpa, el eco, tu cara entre mis manos sonriéndome, tus labios besándo cada uno de mis dedos, pidiéndo perdón, sin que pueda escucharlo.

Jommy Nivek

miércoles, noviembre 11, 2009

Bye to tolerance

Hay días en que antes si quiera de despertarme se que no debería levantarme y vivir más

Los días desastre en los que sólo la música puede acompañarme y hasta la sombra me molesta, decido incendiarme. Decido utilizar todas las armas adquiridas con la experiencia para quitarme cada futuro segundo de existencia. Decido volar, saltar en paracaidas, tumbarme en mitad de la carretera y dejarme los pulmones en las drogas y el alcohol. Son días en los que se hace patente que mi fé no existe, que desapareció por el desagúe junto miles de recuerdos de cosas que aprendí. Por algún extraño motivo, y aunque mi rutina intente negarlo, aunque luche contra ello, soy de esa clase de personas que nunca serán felices, de la clase de personas a las que la tristeza, la amargura, el rencor, la ira, el desprecio, el hastío, la suficiencia y la soberbia vuelven interesantes y místicas. Pero no hay nada de místico en hartarse de respirar, no hay nada poético en el amor que sentimos o el sexo que damos, no hay nada dulce que produzcamos ni orgullo que sentir. No hay minutos bien vividos, no hay pausas programadas, no hay muletas ni soles, no hay tejados que nos protejan, no hay oxígeno suficiente y sólo cuando descargamos la ira acumulada podemos sentarnos de nuevo entre nuestros semenjantes para fingir que tenemos sonrisas que regalarles, futuros largo, listas de actividades, felicitaciones intachables y fotografías a color. Yo olvidé cómo dejar de programarme para ser como soy, cómo dejar de llevarme al extremo y sentirme prisionera de un mundo demasiado pequeño para mí. De un mundo que ya tiene demasiada mierda para albergar un corazón como el mío que esta carcomiendose desde dentro desde que nací. Qué no darñia por un escondite en el fin del mundo, o por un coma profundo del que nunca despertar

Jommy Nivek

DelTirónDespuésDeAñosDeSilencio ^o^


Si me quieres y me asustas
Si me vienes y me muerdes
Si me besas sin sentirme
Y me sientes sin quererme
Si cometes el pecado
De dejarme volar lejos
Y al volver y verme cerca
Querer volverme a cercar
Escucha atentamente
Las palabras de un borracho
Que en lo bueno y en lo malo
Nunca siente ni te miente
No cortes venas, ni alas, ni razones
No atajes corazones ni evites traumas
No consigas el cariño con esfuerzo y hazadas
Como si de tierra y escombro tratases
No ocultes una escena
No rias por no llorar ni llores
No me des canela amarga
No conserves tus razones ni tu vista
No te creas el artista
Que termina una faena.
Sólo deja que tus manos, quieran con mucho a las mías
Y deja que mis tonterías sirvan de manto y recuerdo
A este cuerdo y a esta cuna, que mecen tu cuerpo despacio


Jommy Nivek

Ser periodista? YO???

Nunca me había preguntado seriamente antes de hoy porqué quiero ser periodista, quizá porque nunca he sido consciente de querer serlo. Durante toda mi vida he deseado saber siempre la verdad, y si no la sabía, por lo menos saber dónde acceder a ella. Era un proyecto de realización personal, pero nunca lo asocié con una carrera, o con mi futura profesión. Cuando entré en la facultad mi única meta era aprender a transmitir lo que ya sabía. Ahora que tengo que preguntármelo, podría decir, englobando ambas cosas, que quiero hablarles de la verdad a otros, que deseo escribir y ser leída, que deseo hablar y ser escuchada. Mis aspiraciones quizá estén un tanto alejadas de la profesión de periodista estrictamente hablando, y se acerquen más a la literatura, la cultura o el arte. Lo que más me gustaría en el mundo es despertarme en 10 años y encontrarme trabajando en una editorial, por ejemplo. Pero cualquier cosa del sector de la comunicación en general me haría feliz y creo que esa es la motivación principal de elegir cualquier cosa en el mundo. Y por eso sé que haga lo que haga quiero ser periodista porque quiero saber dirigirme al mundo, ya sea escribiendo, reproduciendo o editando, y saber que haciéndolo, me haré feliz.

(Y si no pues me arrancaré los pelos y gritaré a lo niña del exorcista mientras escribo sonetos vanguardistas en plan depresiva-suicida hasta que me muera y me convierta en una autora famosísima en el mundo entero, y desde el infierno os grite: MALDITOS BASTARDOS HIJOS DE PUTAAAA!!!!! Pero esto obviamente no se lo voy a escribir al profesor no?)

Jommy Nivek

80 EUROS

Suelo escribir siempre situaciones paralelas a la vida real, pero en este caso la anecdota superaba a la ficción y he sentido el impulso de contarla.

Esto obviamente solo puede pasarle al payaso de mi amigo Molina xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
Me imagino a Moli (gordito, bajito, quedándose calvo, con gafas, brazos fuertes, barba de esa asquerosa de algunos días y deportivas cochambrosas) acercándose ya de mañana, después de toda la noche de juerga, a su Xsara gris ya bastante jodido (no porque sea muy antiguo, sino porque el lo ha cogido demasiado durante los últimos dos años xD) aparcado en algún lugar de Valdepeñas, pueblo donde la Guardia Civil ya le trata de tu y por el nombre si me descuidas... En el momento en que Moli quisiera coger el coche tambaleandose del pedo que llevaría pufffff!!!! La grua se lo había llevado. Así que el bueno de Moli, con su pedo como una casa iría a por el coche. 80 euros le diría la policía. Menudo iluso!!!! Pensar que a esas horas el arrastrao de Moli llevaría más de 2 euros en el bolsillo es ya tener demasiada fé. Así que Moli movería cielo y tierra, o cualquiera que fuera menos pedo que él, y conseguirían el dinero. Pero, como no puede ser de otra manera, verían que canta a alcohol que apesta, y le harían soplar... 1,15, vamos la máquina no explotó de casualidad...
-Tú dónde vienes chaval a por el coche así. Estás al borde del coma etílico!!! -diría el policia.
Y Moli, ni corto ni perezoso porque se cree que el mundo es suyo contestó: Y si no fuérais tan cabrones con esos 80 euros me cogía otro grado de esos....
SIN PALABRAS

Manifiéstate corazón

Hay días que no tengo la cabeza sobre los hombros, sino en otro lugar muy lejano, y me cuesta entender todo, voy un paso por detrás del resto de mi cuerpo y noto como tardo en entender y actuar. Camino 100 metros y han sido 300. Por alguna incomprensible excusa, pienso en tí y no lo hago; sólo quiero que se acabe el torbellino de ideas que me agota la mente. Mis ojos han volado para tocar otro ser y sé que es por algo, no pienso solo en tí y debo entender desde cuándo. Y me duele, me molesta, es una espina entre las costillas que jode al respirar, que jode cuando me abrazas, que se hunde si escucho tu voz decirme bella. Todo debería ser tan sencillo como sentarse en la hierba a fumar a tu lado y mirar las nubes pasar cambiando de color. Pero quizá para eso debería ser otra y entonces, ¿por qué me querrías a mí? Me gustaría tener la sensación de que sé a dónde voy y cuál es el camino correcto para alcanzar lo que quiero, pero hay instantes en los que paro la cuenta atrás y me sorprendo con la misma pregunta: ¿qué demonios es lo que quiero? Puede que con tanto urgar en mi interior para arreglarme haya desconectado los cables que unían el cerebro al corazón, y ahora éste no es capaz de manifestarse. Así que cuando mi cuerpo acude a tí, lo interpreto como amor, quizá, y si acude a otro como deseo; y creo que acierto, pero, ¿habré cambiado tanto mi cuerpo que ahora sea posible que convivan esos dos sentimientos? Para mí siempre existió una única sensación y sé que así es. Si amo y deseo será a la misma persona y sólo cuando esto no funcione desearé a alguien más. Y así es como mi cuerpo es capaz de dar siempre el 100% de sí mismo para cada cosa, y sin resentirse. Ése es mi secreto. Ésa era mi ley, y no la seguí por principios sino porque nunca sentí lo contrario. Y ahora, ¿qué pasa que no es así? Preguntas y filosofía de baratillo a las tres en punto con la comida en la boca, masticando lentamente, y los latidos de mi corazón extraídos sin orden ni concierto de esta caja vacía.
Mientras te oigo, siento que desearía tenerte más cerca aún. Y al escuchar otros labios desearía besarlos. Cuando acaricias mi pelo quiero quedarme ahí a pasar los días. Cuando otros brazos me tocan los arrancaría para mí. ¿Y con qué sentido? ¿Cuál de los dos es el sentimiento vano que debo descartar, y por cuál debo pelear? Quizá no entiendo la diferencia ahora mismo de ambos, quizá deba convivir con ellos de momento, no luchar y dejar que todo fluya eh?
Prometo ser sincera siempre, pero, quizá eso no te guste.

Jommy Nivek

miércoles, noviembre 04, 2009

El hombre se convierte en leyenda

Y un día tus maletas esperan en la puerta a que te atrevas a tomarlas y viajar lejos. Un día la aventura llama al corazón para embarcarlo en un velero que vuele a un nuevo mundo en algún lugar. Quiero averiguar el color de cada pez del mar y contar esas pequeñas historias una y otra vez al volver. No sé cómo voy a conseguir que el cielo se acerque a mis pies y en nubes como alfombras deslizarme por recuerdos azules mientras el reloj sigue marcando ritmos que no me pertenecen. Un día seremos gigantes, y al morir, todas esas sensaciones inundarán nuestros ojos, todas esas historias llenarán nuestros silencios, y provocarán sonrisas. Y en algún punto todas las caras sonreirán para decirnos adiós sinceramente, y celebrarán que nuestra vida fue exactamente como fue. Y repetirán nuestros mejores momentos como si los hubiesen programado para grabar. Y en ese instante nuestra vida nos sobrevivirá, será eterna cuando nuestros cuentos se conviertan en leyendas.

Jommy Nivek

La banda sonora de la mejor alucinación de mi vida



Caminaba descalza sobre la arena suave que se deslizaba en el aire nocturno, con su vestido claro inchándose, el pelo iluminado de luna. Y como surgida de encanto apareció la hoguera en mitad de aquella cala desierta, y a su alrededor fueron surgiendo todas las personas que habían compartido la vida con ella. Y la abrazaron con dulzura, y la invitaron a un trago de lluvia de estrellas, y el trago se le subió a la cabeza y comenzó a bailar sin demora, flotando entre notas de música y color. Y pasaron todos los minutos que se convierten en horas, y la bacanal que siempre había esperado entre sus párpados inchados de desengaño, de pronto era real; y besaba miles de labios, y saboreaba miles de idiomas, y gustaba de amar muchos brazos y atravesaba muchas escenas de felicidad y embriaguez. Era dueña de la noche, era esclava de un día sin sol, acurrucándose al calor de la hoguera, sudando bajo su propia piel brillante. Fumando, exhalando días, exhalando quejas. Dejando que su máscara cayese, que su jaula se esfumase, que la princesa descendiera la torre y matase al dragón. Y mientras la guitarra de fondo marcaba compases más allá del oído humano, y cuando su piel se desprendía de los huesos para volar, y cuando las pupilas dilatadas de hachis y alcohol enfocaban de nuevo, cuando sus caderas hipnotizaban a toda velocidad, cuando por fin se amaba; metió su cuerpo de sal de azufre en el mar, avanzó hacia lo profundo del océano y se dejó ahogarse solo para despertar y descubrir que había viajado a otro mundo sin moverse del sofá, escuchando a Oldfield. Y que por un momento en aquel lugar, no tuvo que sonreir a medias, ni ser personas distintas para los que llegaron antes de la que cambió para sonreirle a la vida y a la muerte.

Jommy Nivek

CANDYMAN

Se nota que ultimamente estoy de buen humor y sólo me apetece darle al play, sonreir y empezar.
Y es que solo tengo ganas de vaqueros, cigarros, música y bailar como si no quedaran noches que pasar. Y es que sólo tengo ganas de risas y sexo, de copas sin arrepentimiento y de all that jazz. Ahora voy a acercarme muy despacio, voy a reconocerte, despacio, voy a unir nuestras manos, voy a devorarte a pedazos. Y si, témeme, porque llegaré así de lejos por saborear el azúcar bajo tu piel. My sweet Candyman.
Los momentos que no nos llenaron, mientras las burbujas alcanzaban la nariz, y el champán se aborbotonaba en los labios, mientras el cristal reflejaba nuestro brillo de color dorado. Los momentos que con botas de tacón me acerqué a tu asiento para embelesarte con ciertos movimientos de caderas, con determinados susurros entrelazados, con caricias disimuladas, con complicidad rascada de entreactos. ¿En qué época deberíamos habernos criado para cortejarnos? Si tan pronto puedo ser cortesana, ama de casa, cabaretera ansiosa o striper según los designios de tus algos. Une tus caderas a las mías, si, exactamente así, sigue mi ritmo; no separes tus ojos de los míos, no pierdas una sílaba de mis alagos. No dejes de tocar mi espalda de arriba a abajo. Una vuelta, y de nuevo aquí para retenerte entre estos brazos y lamer cada rincón de dulzura de tu piel. My sweet Candyman

Jommy Nivek