martes, diciembre 01, 2009

Mi pobre corazón

Se me han olvidado todas las lecciones que la vida me ha regalado en forma de moratones



Creí que olvidarlas era la mejor manera de conseguir amar de cero. Creía que si desconfiaba sería menos, y que la experiencia sólo serviría si hubiera podido rebobinar. Pero eran malinterpretadas mis palabras por mi misma, y las cosas nunca salieron como se espera. Y al final de un camino tortuoso, tengo que reconocer, que no en todo estaba equivocada.
Sabía que volverían a joderme y que me recuperaría, sabía que luchar es un destino, y que con el tiempo, las lágrimas resbalando en silencio, oxidarían este corazón chapado a la antigua.

Jommy Nivek