viernes, junio 05, 2009

Aperitivo a la muerte


No se para, sigue dando vueltas, camina recto. Nunca da la vuelta para pensar qúe pudo pasar.

¿Alguna vez has vivido uno de esos sueños que te hacen desear muy fuerte despertarte?, ¿alguna vez has permanecido tanto tiempo atrapado en ellos que has pensado que jamás lograrías escapar? Alguna vez has amado... ¿Alguna vez has despertado con la luz de la última pesadilla aún palpitando en las pupilas y has sentido tu alma despedazarse hasta lo infinitesimal y en arena volar hacia tormentas eléctricas? ¿Has sufrido una descarga de adrenalina tan grande que has deseado matar y morir? ¿Qué harías si pudieras hacerlo?

Ha volado una pájaro desde su ventana y se pregunta en silencio porqué. Si pudieramos decidir como morir en esta vida, ¿qué elegiríamos? ¿Es más justa la suerte? Ha mirado a sus ojos al darse la vuelta y regresar al interior para matarla; no había nubes surcando sus ojos, la decisión brillaba con tanta intensidad, que hubiera sido menos dañino mirar al sol. Cuando ella, tímida, a devuelto la mirada, aún deseaba fuerte que la compasión accediera a un corazón, que de antemano, estaba maldito.

Si puedes pensar a ciencia cierta cómo deseas morir y hacerlo, ¿por qué no vivir de acuerdo a esa misma regla?

La vida no siempre es una carrera de obstáculos, un paseo tranquilo y pacífico, una pelea. La vida a veces solo es mirar cosas lejanas y soñar, escalar una montaña, fingir, querer, llorar, enlazar tus manos con otras y guardar silencio incómodo por un instante mientras, en algún sitio, muere una flor o se pide un deseo.


Jommy Nivek

No hay comentarios: