martes, marzo 24, 2009

Humo non fumando

Puedo fumarme nubes de silencio, gotas de rocío, colores. Puedo fumarme el eco de estas palabras sin sentirme desmerecer.
Cuando cojo aire en los pulmones y lo retengo, cuando miro a tu ojos sin respuestas, cuando me como los minutos, y comparto mi burbuja sin sentirlo. Cuando dibujo un corazón en tu mejilla, cuando doy sin esperar y no me olvido, cuando creo el el cielo que hoy brilla, cuando me tumbo a ver crecer enanitos de la hierba (Y NO HE FUMADO). Cuando me mantengo sobria muchos días y veo la niebla disiparse y me quedo ciega. Cuando continúo caminando, cuando suspiro. Cuando encharco mi boca de saliva y de esencias. Y no es por nada, pero sé porqué. Cuando la histamina no puede con las lágrimas y el polen. Cuando mi cama empieza a tener mi silueta grabada. Cuando...
Todos esos cuandos que nunca son, que siempre mienten y me enredan. Todas esas visceras calientes compartidas en la mesa de un lugar sin explorar. Todos los rincones de Madrid compartidos que me hacen sonreir, que me hacen llorar. TODO
Quiero ser otra vez y no perder un minuto, comparecer ante tí sin sonatas de amor. No pronunciar tu nombre a escondidas. No soñar contigo. Ahora el mundo se ha agitado y caen de sus ramas estrellas. Puedo pedirles consejo esta noche y acabar siendo esa princesa de cuento que siempre supe que fui

Jommy Nivek